El amor que merece TODO de mi

by on April 15, 2014

Pin It

5458596371_038f57ab3c_z

“Tu te mereces algo mejor que eso.” Esa es una gran farsa que escuchamos muy a menudo. Es una mentira muy bien fabricada por el enemigo. El problema es que muchas veces la creemos.

“No mereces a ese hombre.”

“No mereces ese tipo de vida.”

“No mereces que te traten así.”

La cruda realidad es que no merecemos nada en esta vida. Desnudas y con nada llegamos y desnudas y con nada nos iremos. Cualquier cosa que alcancemos lograr o adquirir en el transcurso de nuestro corto peregrinaje por este mundo es únicamente por la gracia y bondad de Dios. Y esa gracia y bondad nos permite tomar buenas decisiones, y cuando lo hacemos, entonces conseguimos mejores cosas que malas.

En fin, debemos cambiar nuestro “merezco” por “quiero” o “deseo”. Creo que es más efectivo. Porque es posible – y bueno – desear tener un buen hombre, o una buena vida, o que me traten bien, por ejemplo. Y con la ayuda de Dios, puedo ser sabia y tomar buenas decisiones, las cuales me llevarán a buenos resultados.

Pero hay alguien que si merece mucho. De hecho, lo merece TODO. Esta es una persona que para venir al mundo, tuvo que dejar todo lo que tenía (Fil. 2:7), y antes de irse del mundo hizo algo épico: dio Su preciosa vida por amor a la humanidad.

Su nombre es JESÚS. 

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16

Jesús no solo se merece lo mejor de mi. El merece TODO de mi. Y aún cuando no tengo nada bueno que ofrecerle, Él tiene el poder de transformar mi miseria, mis fracasos, mi dolor y mi necedad en algo esplendoroso y bello (Is. 61:3).

Las enseñanzas que Jesús nos dejó en su corta vida aquí en la Tierra son una muestra más de Su amor hacia nosotros. Esas enseñanzas me permiten tomar buenas decisiones, me permiten cosechar lo que sembramos y me dan la oportunidad de vivir mi vida por algo eterno: el Reino de Dios.

¿No estás segura que tienes una relación personal con Jesús? Solo tienes que creer. Suena muy fácil, pero eso es lo que nos dijo él en l Biblia:

“De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.” Juan 6:47

Si nunca lo has hecho, tómate unos minutos para platicar con él. Dile algo como:

“Señor Jesus, reconozco que soy pecadora y que mis buenas obras no me pueden salvar. Gracias por morir por mi en la cruz para pagar por mis pecados. Creo que resucitaste de entre los muertos para darme vida eterna y te recibo en mi vida, confiando sólo en Ti como mi Salvador.

Y aunque no nos merecemos nada bueno en la vida, como lo mencionábamos, cuando creemos en Jesús, somos hijas de Dios (Juan 1:12). Y por ser hijas de Dios, tenemos derecho a tantas cosas buenas, como el amor incondicional de Dios:

“¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?…Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:35, 38, 39

fotografía por  trustypics

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Pin It

AMRtablet

INSCRIPCIÓN CERRADA

Academia Mujer Radiante es un entrenamiento virtual especializado para mujeres que desean seguir desarrollándose personal y profesionalmente. 

Algunas de las preguntas que recibo con más frecuencia son:

¿cómo sé cuál es el plan o el propósito que Dios tiene para mi vida?
¿cómo sé si estoy tomando las decisiones correctas?
¿qué debo hacer para regresar al camino que Dios tiene para mí?
Quiero cambiar, ¿pero no se cómo?

Verás, el mundo puede ofrecer todo tipo de respuestas y opiniones a estas válidas preguntas. Pero la diferencia entre lo que allá afuera dicen y lo que Academia Mujer Radiante te ofrece es sabiduría práctica extraída completamente de la Biblia. Nunca he dudado que los principios Bíblicos realmente funcionan y traen verdadero éxito.

De hecho, yo estoy segura que cuando comiences a aplicar algunos de los principios prácticos que serán impartidos, verás una diferencia en tu vida y en tu pensar de inmediato.

¿Es Academia Mujer Radiante para ti?

No te pierdas esta valiosa oportunidad de invertir en tu crecimiento espiritualpersonal e intelectualhttp://bit.ly/1ir7Mue

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

La vida y la muerte…

by on March 13, 2014

Pin It

10270756034_1b70b24511_zLa semana pasada la salud de mi abuela maternal, la única en vida de todos mis abuelos, decayó rápidamente. Como mi abuela residía en el sur de Texas, mi mamá, junto a muchos tíos y primos, comenzaron a preparase para ir a dar su último adiós a una mujer que había vivido una larga y alegre vida. Mi abuela tuvo 7 hijos, 22 nietos y una gran cantidad de bisnietos. Ella vivió una vida bendecida, pero su tiempo de partida hacia un lugar mejor se estaba acercando, para reunirse con mi abuelo y un hijo (tío mío) quienes habían partido anteriormente.

Mientras muchos familiares se desplazaban hacia una triste pero honrada despedida, recibimos una trágica noticia; trágica para nosotros, pero no para Dios.

El hijo de uno de mis primos, quien vivía en una ciudad vecina a la de mi abuela, murió en un accidente de carro. Él solo tenía 20 años de edad.

El siguiente día, mi abuela partió a la presencia de Dios.

Dos vidas, dos muertes. Una larga, otra corta – corta para nosotros. Pero Dios ya tenía los días de ambos contados. Ambos habían comprendido y aceptado el regalo de la vida eterna en el cielo a través de la muerte en la cruz de Jesús. Ambos dejaron gratas memorias. Ambos fueron muy queridos. Ambos han dejado una huella en la vida de quienes los amamos.

Como dijo el Predicador (Eclesiastés), hay tiempo para vivir y hay tiempo para morir.

Dios nos dice: “Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro.” (Romanos 6:23)

No sabemos si llegaremos a vivir largos años y alcanzaremos a conocer bisnietos. Tampoco sabemos si nuestra vida será brevemente terminada. Lo que si sabemos es que mientras en vida, podemos amar a Dios, servir a Dios, amar a nuestro prójimo y servir a nuestro prójimo. Y si algo contará grandiosamente para la eternidad, es que vivamos compartiendo la Buenas Nuevas de salvación cada vez que tengamos la oportunidad.

Jesús dijo: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí tiene vida eterna.” (Juan 6:47)

El enemigo de Dios y los afanes de nuestras vidas muchas veces nos ciegan de la realidad de la vida y la muerte. ¿Qué haría diferente con mi esposo e hijos si yo se que no tengo muchos días en la Tierra? ¿Qué le diría a mis amigos que aún no conocen personalmente a Jesús? ¿Qué dejaría o comenzaría a hacer? ¿Qué cambios haría en mi estilo de vida?

Le pido a Dios que nos de la sabiduría y la fuerza para que nuestros breves días cuenten para la eternidad y para Su gloria.

Dios nos asegura: “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” (Efesios 2:8-9)
IMPORTANTE: Si no estás segura qué pasará con tu alma el día que mueras, dile a Dios que deseas ir al cielo y que recibes el regalo de perdón de pecados que Jesús te ofreció al morir en la cruz. La Biblia dice que solo tienes que tener fe. Habla ahora con él, dile algo así:
“Señor Jesus, reconozco que soy pecadora y que mis buenas obras no me pueden salvar. Gracias por morir por mi en la cruz para pagar por mis pecados. Creo que resucitaste de entre los muertos para darme vida eterna y te recibo en mi vida, confiando sólo en Ti como mi Salvador.”

fotografía por  DươngNguyen

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Pin It

Group of five happy children jumping outdoors. Cada una de nosotras fue creada con una personalidad especial por Dios; cada una  tuvo un ambiente específico que ayudó a formar su forma de ser y actuar. Algunas son más calladas que otras, otras son más sociables. Otras son muy buenas en ayudar a las personas sirviéndolas mientras otras ayudan animando, enseñando y motivando.  No hay una sola forma ideal de ser o actuar excepto de la forma en que Dios te creó. Es una bendición estar en paz y aceptar con entusiasmo esa personalidad única y especial que tienes. No te compares con nadie, eres única.  Y no olvides que todos salen perdiendo cuando queremos copiar a los demás o cuando tratamos de ser quien no somos por buscar aceptación.

“Dios mío, tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre. Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo. Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias. Todo lo que haces es maravilloso, ¡de eso estoy bien seguro!” Salmos 139:13,14

Pero aún esa misma personalidad que Dios te dio la tienes que pulir, removerle las partes duras, y trabajar mucho para embellecer los tesoros que posees. Hay una verdad que no podemos omitir: fuimos creados para vivir en comunidad, con otras personas. Y definitivamente, te vas a encontrar, tarde o temprano, lidiando con personas de personalidad muy distinta a la tuya. Pero esto no debería desanimarte, recuerda, así de única y especial cómo eres, así también son los demás, aunque nos cueste ver y entender las bellezas que otras personalidades posees. Para eso necesitan aprender a dominar muy buenas habilidades inter-personales. Esto se aprende, nadie nace sabiendo como aceptar y tratar a los demás; esta es una habilidad necesaria para tu éxito como hija de Dios. Si quieres ver buen y abundante fruto en tu vida, es necesario tomar la decisión de mejorar tus habilidades inter-personales. Aquí hay unas ideas para hacerlo:

  • Ten presente cuales son tus fortalezas y habilidades y busca siempre mejorarlas.
  • Usa tus habilidades para bendecir a otros.
  • Se humilde y acepta tus debilidades, determina cuales son las que tienes que superar para lograr los objetivos que Dios te ha dado.
  • Estudia a las personas a quienes amas y con quienes te relaciones frecuentemente. Aprende a tratar, utilizar y magnificar sus fortalezas y a aceptar sus debilidades sin reproche (aunque hay un tiempo para corregir).
  • Aprende de personas con personalidad similar a la tuya que se han destacado y tienen un ejemplo excepcional.
  • Nunca dejes de aprender y de invertir en tu desarrollo personal.
  • Involucra a Dios en cada área de tu vida.

Fotografía por  Lighttruth

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Pin It

phonto-18

 

Las madres Cristianas no solo tenemos el privilegio, sino la responsabilidad de entrenar a nuestros hijos a que amen y teman a Dios desde una edad temprana, y por ende que sepan obedecer a sus padres y tener buenos modales para con todos.

Muchas veces las madres nos confundimos y pensamos que si mi hijo no se porta perfectamente bien todo el tiempo, entonces he fracasado como madre. Yo a veces caigo en esa trampa, pero es una mentira. El punto de criar hijos según los principios Bíblicos es el constante entrenamiento a que miren y vivan la vida como Dios desea.

Una madre sabia y prudente busca ayuda

No creas que la sabes todas, pero tampoco te limites en crecer y aprender si sientes que no sabes mucho. Observa como lo hacen otras madres, aprende de ellas pero ¡nunca te compares con ellas! Hazles muchas preguntas y se honesta y abierta sobre tus luchas como madre. Una buena amiga te brindará excelentes consejos llenos de ánimo, compasión y sin condenación.

Toma los consejos de otros y hazlos personales. Siempre toma en cuenta tu personalidad, la de tus hijos y tu estilo de vida familiar particular. No todos los buenos consejos aplican tal y cual son dados, pero si puedes modificar la aplicación sin sacrificar el principio. Busca a mujeres, personas que conoces y/o mujeres que comparten públicamente, que tienen una vida que admiras. Sigue su ejemplo y no tengas miedo de hacer cambios radicales, según Dios te lo vaya mostrando. Todas necesitamos crecer y aprender cada día, no te quedes estancada, ¡especialmente con la crianza de hijos! A medida que cada uno de tus hijos crece y entra en una nueva etapa, es necesario ajustar nuestra labor.

Hijos temerosos de Dios

Léeles la Biblia desde temprano. A los más grandes, enséñales a leer su propia Biblia con tu instrucción y ejemplo. Provéeles de mucha música Cristiana. No permitas que todo tu arduo trabajo se eche a perder con un torpe y tonto programa de televisión o música con letra que ensucia la mente. No dejes que los enemigos de Dios discipulen a tus hijos, se muy cautelosa, ¡es tu responsabilidad!

Hijos obedientes

Es ineludible actuar con la autoridad que Dios te ha otorgado como madre. Tu estás a cargo, no tus hijos ni sus caprichos. Con mucha paciencia, amor y cariño ¡se firme! En el momento, puede ser que tu hijo reaccione con una actitud amarga, pero a la larga, él mismo sabrá que no habrá otra forma de medir tu amor hacía él sino por tu firmeza y tu resolución de no sucumbir tu autoridad.

Hijos con buenos modales

Si no se aprende en casa, sufrirán mucho como cónyuges, padres de familia, jefes o empleados y miembros de la comunidad. Nuestros hijos tienen que aprender a tratar a las personas con amabilidad y respeto. Nada de insultar ni burlase de otros o menospreciar al prójimo y hacer acepción de personas. También tiene que aprender a tratar con amabilidad y respeto las pertenencias de otros. ¡Cuantos niños no saben hacer esto! Entrena a tus hijos para que sepan qué les pertenece a ellos y qué no. Y que sepan tratar los juguetes y pertenecíais de otros como les gustaría que otros les trataran sus cosas. Esto aplica en las casas de amigos, en las tiendas, restaurantes y otros lugares públicos. Pero todo comienza con entrenamiento en casa.

Dios desea que levantemos familias que le honran, le aman y que llevan las Buenas Nuevas. Con hijos temerosos de Dios, obedientes y con buenos modales, vamos a brillar la luz de Cristo a quienes tanto lo necesitan. ¡Ánimo madre, Dios está de tu lado!

fotografía por manuel.cifuentes

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Pin It

3515860110_0f9f32c700_z

Es un GRAN privilegio ser la motivadora, animadora y porrista principal en la vida de tus hijos. Es un verdadero placer ver el desarrollo gradual de sus pequeñas habilidades, intereses, pasiones y talentos.

Tus hijos tienen talentos dados por Dios. Es necesario estar muy atenta al trabajo de Dios es su vida. Dios tiene algo especial para CADA uno de nuestros hijos. Cada habilidad y pasión han sido dados por Dios. Nuestro trabajo es amarlos, servirlos, instruirlo y estar muy pendiente de sus inclinaciones naturales, sus pasiones y sus fortalezas. Estudia el corazón de tu hijo.

¿Cómo estudio el corazón de mi hijo?

  • Platica mucho con él
  • Escúchalo
  • Observa cuales son las cosas que lo alegran, lo emocionan y las cosas que lo enojan también
  • Presta atención a sus inclinaciones:
    le gusta el orden y la organización?
    es un artista creativo?
    le gusta el ritmo y la música?
    le gusta leer o que le lean?
    es bueno para realizar tareas que requiere mucho trabajo físico, deportes, etc?

Todas estas preguntas te ayudan a ver quién es tu hijo

Mientras ores por él, Dios te revelará poco a poco cual es el precioso propósito que Dios tiene para su vida, y así tendrás una mejor idea de como encaminarlo en la vida

Muchas veces vamos a sentir la presión de quererlo medir con otros pequeños de su edad, o de hacer hasta lo imposible para que realice las mismas actividades que otros niñitos de su círculo social hacen, ya sea en el mundo del deporte, de las artes o de la música, entre otros.

Una madre sabia sabe que no es necesario ceder ante lo que la mayoría de las otras madres hacen. De lo contrario, ella presta mucha atención a su hijo y a lo que lo hace único y especial. Ella busca guiar, ayudar y apoyar en todo aquello que él ha sido naturalmente dotado.

Aprecia las aptitudes de tus hijos. Ora por ellos, ora por el futuro de sus vidas y porque tengan un gran impacto para el Reino de Dios. Disfruta verlos crecer y desarrollar esas habilidades. No te pierdas el honor de verlos alcanzar metas difíciles, pero provechosas para lo que Dios los ha creado.

Madre, eres muy privilegiada al ser encargada la temprana etapa de las habilidades y talentos de tus hijos. Sé cumplida con tu cargo. ¡Encontrarás muchas bendiciones!

fotografía por  ted.sali

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Finalizando el Desafío de Mujer Sabia en 7 Días

January 28, 2014

Pin It Entre todas las cosas que hay que realizar cada día, un gran grupo de mujeres de muchos países del mundo apartó tiempo para completar un desafío: Mujer Sabia en 7 Días. En lo personal, ¡aprendí mucho! Me di cuenta que las cosas se pueden ver de otro punto de vista cuando buscamos verlas […]

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld
Read the full article →

Desafío: Mujer Sabia en 7 Días (Día 7)

January 26, 2014

Pin It UNA MUJER SABIA ALABA A SU DIOS Tenemos a un Dios grande, poderoso y bueno. De Él proviene toda sabiduría que con mucho deleite pone a nuestro alcance. Lo menos que podemos hacer es darle nuestra adoración todos los días de nuestra vida. “Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus […]

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld
Read the full article →