Pin It

 

99807215_6299640bac_z

por Josué Sierra

Los Secretos de Un Príncipe Azul: Consejos para el matrimonio

Si le preguntas a mis esposa, estoy casi seguro de que ella te diría que si fui, y aun soy, su “príncipe azul”. Y aunque quisiera poder decirte que nuestro romance fue “fríamente calculado”, la realidad es que Dios tuvo su mano en mi vida, y en la de ella, desde mucho antes que nos llegáramos a conocer.

En mi opinión, y es tan solo opinión, no creo que existe tal cosa como “una mujer destinada por Dios para mi” o “un hombre destinado para ti”. Sabemos que Dios es omnipotente y omnisciente, pero veo que El nos da la libertad para escoger. De igual manera que nos permite escoger, aceptar y entrar en una relación con Cristo, también nos permite el gozo y disfrutar del romance – de escoger entrar en una relación matrimonial con el género opuesto. Claro, debe haber sabiduría, principios Bíblicos y mucha oración de manera que Dios guie nuestro camino.

Digo esto porque creo que hay muchas mujeres y hombres que usan “la voluntad de Dios” como excusa para no discernir, o no buscar crecer en sabiduría para saber cómo tomar mejores decisiones en nuestras relaciones interpersonales.

No Te Quedes Esperando:

En mis días como soltero, conocí y observé a hermanas creyentes, con buen corazón, pero que por esperar o desear matrimonio, dejaron de pulirse o vivían en modo de “espera”. Pienso en una hermana el cual estuvo en mis oraciones. Ella, por tener como meta ser ama de casa y madre, decidió no continuar estudios universitarios. Ella era (aun es) muy inteligente y capaz. Como para mí los estudios eran importantes, y el poder tener una conversación estimulante con mi futura esposa era algo que reconocí como importante, Dios me guió en una dirección diferente, opuesta a ella.

Creo que es importante ser proactiva, y continuar esmerándote en mejorar como mujer, desarrollándote como personas para estar más preparadas para tu futuro esposo. Ya sea intelectualmente, en habilidades del hogar, en liderazgo en la comunidad o iglesia, y en carácter, no te quedes sentada esperando, y no digas “no” a las puertas que Dios te abra por estar esperando a tu príncipe azul.

Buscar Buenos Ejemplos para Imitar:

Todos entramos al matrimonio con heridas de nuestro pasado que crea retos en el matrimonio. También, muchos venimos con malos ejemplos de lo que es ser un buen esposo o esposa. Mis padres fueron buenos padres, creyentes y sirvos de Dios, con un buen matrimonio con mucho que imitar. Pero no fueron perfectos. He tenido la bendición de conocer a excelentes parejas matrimonioales que aman, siven a Dios y son un gran ejemplo como matrimonio. Ellos en varios momentos modelaron cualidades de un buen esposo y esposa que me ayudaron a saber cómo ser mejor como esposo, y saber qué cualidades buscar en mi futura esposa.

Pienso en el ejemplo de un amigo que careció de una figura masculina en su niñez y temprana juventud. Él decidió vivir con un pastor y líder espiritual y su familia por un largo tiempo con la meta, en parte, de aprender y poder ver el ejemplo de un buen padre y una familia saludable muy de cerca. Creo que toda mujer debe considerar las áreas débiles, o heridas del pasado, o donde hace falta buenos ejemplos y buscar remediar o aprender. Si una mujer creció en hogar en donde falto algo (sea divorcio, o padres con falta de madurez, o que no conocían de Dios, etc.), es esencial que ella busque identificar como esto impacta su vida y busque ejemplos de otros hombres/padres o mujeres/madres dentro de la iglesia el cual le puedan ayudar a sanar, crecer, y aprender. Todos tenemos algo que aprender, y mientras más intencional seas durante los días de soltería, más fuerte será tu matrimonio.

No Te Quedes en Casa:

Una amiga se quejó conmigo de que no hay buenos hombres en su iglesia. Primeramente, dudo que su evaluación sean tan asertada. Pero, sea cierto o no, yo vi en mi vida el valor de viajar, ir a conferencias donde conocí a hermanas de otras iglesias, y asistir a la universidad en otra ciudad donde vi buenos ejemplos de hermanas dedicadas a Cristo. Una muy buena visión se adquiere al observar buenos ejemplos. Sirve en un ministerio. Busca viajar a otro país o ciudad en un viaje misionero. Aprende otro lenguaje, como el inglés, para poder comunicarte con creyentes de otras partes del mundo.

Yo llegué a conocer a mi esposa durante un semestre de estudios en un programa de liderazgo en otra ciudad. Como yo buscaba una mujer inteligente y madura que supiera conversar conmigo y que pudiera escuchar mis conversaciones, esto me presentó una oportunidad de conocer a buenas candidatas, maduras, con un corazón dedicado a Dios. Mi única advertencia—no desprecies el valor de buenos consejos de las personas que te más conocen. Cuando estás lejos de tu familia o tu iglesia, siempre hay peligro de la tentación de tomar decisiones sin buenos consejos. El viajar, buscar conocer a personas, y ser proactiva en servir no es razón o permiso para desconectarte de tu iglesia, o excusa para no buscar consejo. Se sabía.

Busca Estar Lado a Lado: 

El noviazgo moderno de nuestra cultura nos dice que que la mejor manera de conocer a un hombre o una mujer es el salir a comer o una cita al cine. Lo podría ilustrar con una pareja, en una mesa en un restaurante, sentados frente a frente. Pero, mi observación y lo que he aprendido es que hay mejor visibilidad y claridad cuando miras a un hombre de lado a lado, hombro a hombro. Si quieres llegar a conocer a tu príncipe azul, y si quieres que los príncipes azules en tu iglesia puedan observar lo que Dios está haciendo en tu vida, involúcrate y se activa en servir en tu iglesia y en la comunidad.

Cuando una mujer sirve preparando una comida para una cena del grupo de crecimiento, se toma tiempo para vestirse apropiadamente y atractiva, demuestra su carácter al servir, platicar, y ser buena huésped, esto da oportunidad para que buenos hermanos puedan observarla. El tema no es orgullo, sino que transparencia, y la práctica abierta de los principios que Dios nos a dado.

 

 JosueSierraJosue Sierra es esposo, padre y servidor de Cristo. El es autor y profesional en mercadeo y tuvo la bendición de crecer y vivir en Honduras por más de 13 años. El reside en los Estados Unidos junto a su esposa y 4 varones. Ellos tienen 10 años de estar casados. Puedes conectarte por medio de Facebook en https://www.facebook.com/authorjosuesierra

 

 

 

arte por  TheAlieness GiselaGiardino²³

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Pin It

4139948513_54f4b0d04c_z

 

Escrito por Josué Sierra

Mi nombre es Josué, soy seguidor de Cristo y agradecidamente confiado en la salvación que El ya me dio por medio de el sacrificio de Jesus en la cruz por mis pecados.

Tengo una confesión que decir: La realidad es que no hay tal cosa como un príncipe azul. Pero, sí existe Su gracia y las bendiciones de Dios en un matrimonio cuando buscamos sabiduría de otros, de las Escrituras y cuando buscamos seguir Sus principios.

El matrimonio y el romance, en mi opinión, son unas de las maneras primordiales por el cual Dios nos demuestra y nos hace ver un reflejo de lo que es intimidad, amor, y sacrificio. Estas son cualidades esenciales de nuestro Dios. El es un Dios que busca tener una relación personal con nosotros. Esa es una de las razones que el diablo ataca  la institución del matrimonio. Y este ataque comienza a edad temprana, cuando nos vemos confundidos acerca del romance y el amor.

Cuando nuestros padres terrenales nos fallan, nos causa duda de qué tipo de padre celestial tenernos. Cuando vemos malos modelos de matrimonio, llegamos a temer intimidad y nos cuesta entender lo que realmente es el amor. La verdad, el buscar tener un buen matrimonio saludable comienza durante los años de soltería.

Si eres soltera, te animo a que le creas a Dios que el matrimonio, el romance, y el amor profundo e íntimo son todas cosas buenas dadas por Dios. Te animo a que creas que SI es posible tener un matrimonio saludable y lleno de gozo, aun dentro de los retos y dificultades.

El segundo paso para prepararte para un buen matrimonio es buscar “renovar tu mente” y desarrollar una visión saludable y clara de qué tipo de mujer y esposa quieres ser, y consecuentemente, qué tipo de hombre debes de estar buscando. Esto no viene solamente por leer las Escrituras o la oración, sino que por medio de los ejemplos que vemos a nuestro alrededor. Observa primeramente en tu hogar con tus padres. También mira fuera del hogar, por ejemplo, con tus líderes espirituales y parejas de buen ejemplo dentro de tu iglesia.

Mientras más vayas aprendiendo a cómo desarrollar esta visión, vas a poder reconocer buenos hombres en tu vida, y también vas a poder reconocer a hombres de poco carácter el cual debes evitar, así tendrás más claridad cuando Dios traiga a un buen hombre a  tu vida.

No se trata de saber encontrar un hombre perfecto – tal hombre no existe (aunque a veces el orgullo me hace difícil confesarlo). Se trata de saber reconocer a un hombre con un corazón que busca la voluntad de Dios, con la humildad para reconocer sus debilidades, el coraje para buscar ayuda, y la fortaleza para ser el Hombre que Dios nos llama a ser, aun enfrentando los vientos de nuestra cultura que rechaza a Dios.

Josué y Jennifer Sierra Octubre 2004 Josué y Jennifer Sierra
Octubre 2004

 

 Josue Sierra es esposo, padre y servidor de Cristo. El es autor y profesional en mercadeo y tuvo la bendición de crecer y vivir en Honduras por más de 13 años. El reside en los Estados Unidos junto a su esposa y 4 varones. Ellos tienen 10 años de estar casados. Puedes conectarte por medio de Facebook en https://www.facebook.com/authorjosuesierra

arte por  greekadman

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

El amor que merece TODO de mi

by on April 15, 2014

Pin It

5458596371_038f57ab3c_z

“Tu te mereces algo mejor que eso.” Esa es una gran farsa que escuchamos muy a menudo. Es una mentira muy bien fabricada por el enemigo. El problema es que muchas veces la creemos.

“No mereces a ese hombre.”

“No mereces ese tipo de vida.”

“No mereces que te traten así.”

La cruda realidad es que no merecemos nada en esta vida. Desnudas y con nada llegamos y desnudas y con nada nos iremos. Cualquier cosa que alcancemos lograr o adquirir en el transcurso de nuestro corto peregrinaje por este mundo es únicamente por la gracia y bondad de Dios. Y esa gracia y bondad nos permite tomar buenas decisiones, y cuando lo hacemos, entonces conseguimos mejores cosas que malas.

En fin, debemos cambiar nuestro “merezco” por “quiero” o “deseo”. Creo que es más efectivo. Porque es posible – y bueno – desear tener un buen hombre, o una buena vida, o que me traten bien, por ejemplo. Y con la ayuda de Dios, puedo ser sabia y tomar buenas decisiones, las cuales me llevarán a buenos resultados.

Pero hay alguien que si merece mucho. De hecho, lo merece TODO. Esta es una persona que para venir al mundo, tuvo que dejar todo lo que tenía (Fil. 2:7), y antes de irse del mundo hizo algo épico: dio Su preciosa vida por amor a la humanidad.

Su nombre es JESÚS. 

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16

Jesús no solo se merece lo mejor de mi. El merece TODO de mi. Y aún cuando no tengo nada bueno que ofrecerle, Él tiene el poder de transformar mi miseria, mis fracasos, mi dolor y mi necedad en algo esplendoroso y bello (Is. 61:3).

Las enseñanzas que Jesús nos dejó en su corta vida aquí en la Tierra son una muestra más de Su amor hacia nosotros. Esas enseñanzas me permiten tomar buenas decisiones, me permiten cosechar lo que sembramos y me dan la oportunidad de vivir mi vida por algo eterno: el Reino de Dios.

¿No estás segura que tienes una relación personal con Jesús? Solo tienes que creer. Suena muy fácil, pero eso es lo que nos dijo él en l Biblia:

“De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.” Juan 6:47

Si nunca lo has hecho, tómate unos minutos para platicar con él. Dile algo como:

“Señor Jesus, reconozco que soy pecadora y que mis buenas obras no me pueden salvar. Gracias por morir por mi en la cruz para pagar por mis pecados. Creo que resucitaste de entre los muertos para darme vida eterna y te recibo en mi vida, confiando sólo en Ti como mi Salvador.

Y aunque no nos merecemos nada bueno en la vida, como lo mencionábamos, cuando creemos en Jesús, somos hijas de Dios (Juan 1:12). Y por ser hijas de Dios, tenemos derecho a tantas cosas buenas, como el amor incondicional de Dios:

“¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?…Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:35, 38, 39

fotografía por  trustypics

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 1 comment }

Pin It

AMRtablet

INSCRIPCIÓN CERRADA

Academia Mujer Radiante es un entrenamiento virtual especializado para mujeres que desean seguir desarrollándose personal y profesionalmente. 

Algunas de las preguntas que recibo con más frecuencia son:

¿cómo sé cuál es el plan o el propósito que Dios tiene para mi vida?
¿cómo sé si estoy tomando las decisiones correctas?
¿qué debo hacer para regresar al camino que Dios tiene para mí?
Quiero cambiar, ¿pero no se cómo?

Verás, el mundo puede ofrecer todo tipo de respuestas y opiniones a estas válidas preguntas. Pero la diferencia entre lo que allá afuera dicen y lo que Academia Mujer Radiante te ofrece es sabiduría práctica extraída completamente de la Biblia. Nunca he dudado que los principios Bíblicos realmente funcionan y traen verdadero éxito.

De hecho, yo estoy segura que cuando comiences a aplicar algunos de los principios prácticos que serán impartidos, verás una diferencia en tu vida y en tu pensar de inmediato.

¿Es Academia Mujer Radiante para ti?

No te pierdas esta valiosa oportunidad de invertir en tu crecimiento espiritualpersonal e intelectualhttp://bit.ly/1ir7Mue

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

La vida y la muerte…

by on March 13, 2014

Pin It

10270756034_1b70b24511_zLa semana pasada la salud de mi abuela maternal, la única en vida de todos mis abuelos, decayó rápidamente. Como mi abuela residía en el sur de Texas, mi mamá, junto a muchos tíos y primos, comenzaron a preparase para ir a dar su último adiós a una mujer que había vivido una larga y alegre vida. Mi abuela tuvo 7 hijos, 22 nietos y una gran cantidad de bisnietos. Ella vivió una vida bendecida, pero su tiempo de partida hacia un lugar mejor se estaba acercando, para reunirse con mi abuelo y un hijo (tío mío) quienes habían partido anteriormente.

Mientras muchos familiares se desplazaban hacia una triste pero honrada despedida, recibimos una trágica noticia; trágica para nosotros, pero no para Dios.

El hijo de uno de mis primos, quien vivía en una ciudad vecina a la de mi abuela, murió en un accidente de carro. Él solo tenía 20 años de edad.

El siguiente día, mi abuela partió a la presencia de Dios.

Dos vidas, dos muertes. Una larga, otra corta – corta para nosotros. Pero Dios ya tenía los días de ambos contados. Ambos habían comprendido y aceptado el regalo de la vida eterna en el cielo a través de la muerte en la cruz de Jesús. Ambos dejaron gratas memorias. Ambos fueron muy queridos. Ambos han dejado una huella en la vida de quienes los amamos.

Como dijo el Predicador (Eclesiastés), hay tiempo para vivir y hay tiempo para morir.

Dios nos dice: “Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro.” (Romanos 6:23)

No sabemos si llegaremos a vivir largos años y alcanzaremos a conocer bisnietos. Tampoco sabemos si nuestra vida será brevemente terminada. Lo que si sabemos es que mientras en vida, podemos amar a Dios, servir a Dios, amar a nuestro prójimo y servir a nuestro prójimo. Y si algo contará grandiosamente para la eternidad, es que vivamos compartiendo la Buenas Nuevas de salvación cada vez que tengamos la oportunidad.

Jesús dijo: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí tiene vida eterna.” (Juan 6:47)

El enemigo de Dios y los afanes de nuestras vidas muchas veces nos ciegan de la realidad de la vida y la muerte. ¿Qué haría diferente con mi esposo e hijos si yo se que no tengo muchos días en la Tierra? ¿Qué le diría a mis amigos que aún no conocen personalmente a Jesús? ¿Qué dejaría o comenzaría a hacer? ¿Qué cambios haría en mi estilo de vida?

Le pido a Dios que nos de la sabiduría y la fuerza para que nuestros breves días cuenten para la eternidad y para Su gloria.

Dios nos asegura: “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” (Efesios 2:8-9)
IMPORTANTE: Si no estás segura qué pasará con tu alma el día que mueras, dile a Dios que deseas ir al cielo y que recibes el regalo de perdón de pecados que Jesús te ofreció al morir en la cruz. La Biblia dice que solo tienes que tener fe. Habla ahora con él, dile algo así:
“Señor Jesus, reconozco que soy pecadora y que mis buenas obras no me pueden salvar. Gracias por morir por mi en la cruz para pagar por mis pecados. Creo que resucitaste de entre los muertos para darme vida eterna y te recibo en mi vida, confiando sólo en Ti como mi Salvador.”

fotografía por  DươngNguyen

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

Pin It

Group of five happy children jumping outdoors. Cada una de nosotras fue creada con una personalidad especial por Dios; cada una  tuvo un ambiente específico que ayudó a formar su forma de ser y actuar. Algunas son más calladas que otras, otras son más sociables. Otras son muy buenas en ayudar a las personas sirviéndolas mientras otras ayudan animando, enseñando y motivando.  No hay una sola forma ideal de ser o actuar excepto de la forma en que Dios te creó. Es una bendición estar en paz y aceptar con entusiasmo esa personalidad única y especial que tienes. No te compares con nadie, eres única.  Y no olvides que todos salen perdiendo cuando queremos copiar a los demás o cuando tratamos de ser quien no somos por buscar aceptación.

“Dios mío, tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre. Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo. Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias. Todo lo que haces es maravilloso, ¡de eso estoy bien seguro!” Salmos 139:13,14

Pero aún esa misma personalidad que Dios te dio la tienes que pulir, removerle las partes duras, y trabajar mucho para embellecer los tesoros que posees. Hay una verdad que no podemos omitir: fuimos creados para vivir en comunidad, con otras personas. Y definitivamente, te vas a encontrar, tarde o temprano, lidiando con personas de personalidad muy distinta a la tuya. Pero esto no debería desanimarte, recuerda, así de única y especial cómo eres, así también son los demás, aunque nos cueste ver y entender las bellezas que otras personalidades posees. Para eso necesitan aprender a dominar muy buenas habilidades inter-personales. Esto se aprende, nadie nace sabiendo como aceptar y tratar a los demás; esta es una habilidad necesaria para tu éxito como hija de Dios. Si quieres ver buen y abundante fruto en tu vida, es necesario tomar la decisión de mejorar tus habilidades inter-personales. Aquí hay unas ideas para hacerlo:

  • Ten presente cuales son tus fortalezas y habilidades y busca siempre mejorarlas.
  • Usa tus habilidades para bendecir a otros.
  • Se humilde y acepta tus debilidades, determina cuales son las que tienes que superar para lograr los objetivos que Dios te ha dado.
  • Estudia a las personas a quienes amas y con quienes te relaciones frecuentemente. Aprende a tratar, utilizar y magnificar sus fortalezas y a aceptar sus debilidades sin reproche (aunque hay un tiempo para corregir).
  • Aprende de personas con personalidad similar a la tuya que se han destacado y tienen un ejemplo excepcional.
  • Nunca dejes de aprender y de invertir en tu desarrollo personal.
  • Involucra a Dios en cada área de tu vida.

Fotografía por  Lighttruth

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

{ 0 comments }

¡Es posible criar niños temerosos de Dios, obedientes y con buenos modales!

February 22, 2014

Pin It   Las madres Cristianas no solo tenemos el privilegio, sino la responsabilidad de entrenar a nuestros hijos a que amen y teman a Dios desde una edad temprana, y por ende que sepan obedecer a sus padres y tener buenos modales para con todos. Muchas veces las madres nos confundimos y pensamos que […]

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld
Read the full article →

Estudia y motiva el corazón de tus hijos

February 10, 2014

Pin It Es un GRAN privilegio ser la motivadora, animadora y porrista principal en la vida de tus hijos. Es un verdadero placer ver el desarrollo gradual de sus pequeñas habilidades, intereses, pasiones y talentos. Tus hijos tienen talentos dados por Dios. Es necesario estar muy atenta al trabajo de Dios es su vida. Dios tiene […]

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld
Read the full article →