12 cosas que una esposa NO debe hacer con su esposo

by on May 13, 2009

Pin It

plant growing

Cada esposa posee una influencia poderosa en su esposo. No importa como sea el, que hace o que no hace, nosotras las esposas tenemos la capacidad de hacer de el un gran hombre, o dañarlo y destruirlo. Con mucho cuidado y sabiduría, una esposa debe buscar como edificar a su esposo siempre. Todos los días. Aprovechando cada oportunidad.

El nos va a fallar. Tal vez fracase en algo. A veces hará las cosas a medias. Actuara como que si no conociera la Biblia. Se meterá en problemas. Y definitivamente herirá nuestros sentimientos. Pero es en estos momentos donde nuestra reacción definirá si le vamos ayudar a triunfar o fracasar.

Esta lista la adapte de Doug’s Blog, escrita por Camilla Brown. Camilla es conocida por sus sabias palabras que alientan a las amas de casa pero enfurecen y provocan a las mujeres con agenda femenista. Si tienes tiempo, te invito a que lo leas aquí (esta en ingles).

1. NO trates a tu esposo como a uno de tus hijos. Es bien fácil encontrarlo haciendo algo de una forma distinta a la tuya, especialmente en la casa. Pero esto no merece irrespeto. De lo contrario, tu trato a él debe ser con sumo respeto, como cabeza de tu hogar.

2. NO te creas más espiritual que el. Es cierto que las mujeres somos las que andamos en reuniones de oración, estudios bíblicos, y tenemos todos los libros de devocional que podemos comprar. Esto no quiere decir que él no tiene una relación especial con Dios. Compártele lo que Dios te esta enseñado. Resiste decirle lo que tú crees que Dios quiere que el haga.

3. NO hables sobre él y NO hables más que él cuando estas con otras personas.  Sinceramente, esto se ve feo. Para las que tienen esposos callados, sean aun más calladas Uds. Esto es honroso.

4. NO te quejas de él con otras personas. Como esposa, tú le conoces todos sus defectos y debilidades. Esto no es razón para compartirlos con otros.

5. NO lo compares con otros. El es único. ¡Por algo te enamoraste de él! Solo el puede hacer lo que Dios quiere que el haga. Otros hombres están cumpliendo otros propósitos. Deja que el tuyo cumpla el suyo.

6. NO murmures una y otra vez sobre el asunto mismo. Se sabia con tus palabras. Se paciente. Perdona.

7. NO lo hagas sentir como que si se queda corto a tus expectativas. No tengas expectativas y se contenta con todo lo bueno que él es y hace por ti.

8. NO tengas miedo de hacerle ver pecados los cuales el tiene que solucionar. No lo critiques. No lo rechaces. No te hagas la víctima. Una esposa es la persona ideal para ayudar a su esposo. Si tienes que buscar ayuda afuera del matrimonio, hazlo con su permiso, y hazlo únicamente por amor a él. Si tu intención es vengarte o hacerlo sentir mal, solo te estarás acarreando más problemas.

9. NO lo digas siempre lo primero que se te viene a la mente. Nuevamente, se sabia. Busca escucharlo, entenderlo y animarlo.

10. NO busques vivir una vida paralela a él. No te refieras a lo que hacen como “SU trabajo” y “MIS intereses”. Involúcrate lo mas que puedas en todo lo que él hace y lo que le gusta. Involúcralo en todo lo que tú haces, especialmente en la vida de tus hijos.

11. NO caigas en la trampa de estar muy ocupada para escucharlo o servirlo. La sociedad tiene demasiadas distracciones para la mujer hoy en día. No nos comprometamos hacer todo lo que está disponible. Nuestra prioridad debe ser nuestro esposo. Despues los hijos. Despues el hogar. Y hasta después, el resto de opciones.

12. NO descuides tu apariencia. Solo porque estas casada no quiere decir que el no merece lo mejor de ti. De lo contrario, busca aun más verte atractiva para él. Recuerda que el mejor adorno que te puedas poner es una sonrisa genuina.

Foto por ohnsch.de

Related Posts with Thumbnails

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

Comments

comments

{ 9 comments… read them below or add one }