Esposas

4 Pasos para Respetar a tu Esposo

enero 25, 2010
Pin It

1. Escoge ser dulce. Cierto, las cargas del día, de la familia y del futuro pueden ser pesadas. Los problemas vienen en diferentes tamaños y colores. Pero tu reacción es lo que hace la diferencia. Es tu decisión. ¿Te enojarás? ¿Te frustrarás? ¿Le echarás la culpa? ¡Escoge el amor en forma de dulzura! Veras cuan pequeño cambio traerá gran diferencia en tu relación matrimonial (tus hijos también te lo agradecerán).

2. Ofrece, siempre, tu mejor trato. Aunque no se lo merezca. La realidad de la vida es que cuando nosotras fallamos  – y fallamos grande – tampoco queremos mal trato de nadie. Si tu esposo te falla, y tú respondes con mal trato, ya sea con palabras o actitudes, comenzaras un ciclo dañino para el matrimonio. Porque él responderá al maltrato, probablemente, en una forma desagradable. Y tú a cambio,  reaccionaras aun más fuerte. Y el ciclo continúa. Ante la tentación de mal tratar, o vengarte, haz una pausa. Déjaselo a Dios. Y sin esperar nada bueno a cambio, trátalo bien.

Algo que a mí me ayuda es recordar que todo lo que hago lo debo hacer para el Señor. Incluyendo el trato a mi esposo. Dios se merece lo mejor de mí, y así quiero tratar a mi esposo.

3. Busca razones para estar agradecida. No falta ver la noticia por un par de minutos para abrumar nuestro día. Problemas políticos, delincuencia, violencia, los hijos, las cuentas… y la lista continua. Cuando vives tus días con estas cargas, es difícil darle lo mejor de ti a tu marido.

Si cada día buscas por lo menos una razón por la cual estar agradecida y meditas en ello todo el día, tu actitud cambiará. Tu rostro lo demostrará. Tus reacciones serán diferentes. Serás alguien agradable.  A tu esposo le gustara estar contigo (y otras personas también).  

4. Practica andar gozosa todo el día. No hay nada más frustrante que despertarse a una esposa y madre que está molesta y regañando a todos. En cambio, empieza tu día con una sonrisa en el rostro, aunque el día no lo amerite. Sonríele a tu esposo. Sonríele a tus hijos. Busca las sonrisas de ellos. Mantén esta práctica hasta el final del día. Haciendo esto dibujara una sonrisa en el rostro de nuestro Padre en los cielos.

Foto por ermiorn

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Lorena Peinado enero 25, 2010 at 2:55 pm

    Buenisimo….para irme preparando!!

  • Reply Linda Posadas octubre 19, 2010 at 4:14 pm

    Gracias por los consejos, creo que me hace falta ser más dulce y estar más gozosa, lo bueno es que estamos aprendiendo ; )

  • Leave a Reply