Familia, Feature

Amando a la Tercera Generación (Abuelos y Nietos)

octubre 2, 2015
Quiero que hablen vida a mi corazón. Que me amen con sus palabras. Que compartan su sabiduría conmigo, desinteresadamente. Que inviertan en mi vida. Que crean en mi. (1)
Pin It

Los nietos son alegría y felicidad a los abuelos. Son evidencia que la descendencia y legado continúa. Y esto mismo no es nada a tomar a la ligera. Tener nietos es una responsabilidad, no solo un privilegio.

»Por lo tanto, ten cuidado. Ten mucho cuidado de no olvidar nada de todo lo que tus ojos han visto. Que no se aparten de tu corazón en ningún momento de tu vida. Al contrario, enséñales esto a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.
Deuteronomio 4:9

Los nietos, desde muy pequeños, tiene que saber que son una bendición para sus abuelos. Tienen que siempre sentirse bienvenidos en la casa de sus abuelos. Tiene que tener el amor y la aceptación incondicional de sus abuelos.

Aquí hay ideas prácticas para mostrar ese amor a la tercera generación.

  • Darle la prioridad de tiempo. Los abuelos tienen que planificar pasar tiempo con los nietos. No solo pasar tiempo con ellos por casualidad o por compromiso.
  • Proveer de un hogar que les dice ¡Bienvenidos! La mayor parte de la casa de los abuelos debe ser ‘apta para menores.’ Estarles diciendo ‘¡eso no se toca!’, ‘¡cuidado los quiebran!’ es realmente decirles ‘Uds. no están bienvenidos aquí. Por supuesto, habrán cosas que ellos en efecto no pueden tocar, pero esto deben ser la excepción, no la norma.
  • Proveer un espacio alegre. Tener una casa apta para nietos es tan importante como preparar la casa para ellos disfruten su tiempo ahí. No me refiero a convertir la casa que luzca como un jardín de niños, ya que esto les enviaría la errónea y peligrosa idea de que ellos son el centro de atención. No, me refiero a tener artículos necesarios para pasar un bueno tiempo con ellos. Por ejemplo, vasos, platos y utensilios que los pequeños puedan usar. Libros para pasar largos tiempos de lectura con ellos. Juegos de mesa para diversión personal, lejos de tecnología. Juguetes. DVDs. Apps.
  • Transmitir valores y principios. Después de los padres, no hay nadie mejor que enseñarle a los hijos sobre temor a Dios que los abuelos que conocen y tienen una relación personal con Dios. Leerles la Biblia y discutir la aplicación práctica es una de las mejores cosas que un abuelo puede hacer por sus futuras generaciones.
  • Compartir el amor por tus pasiones y talentos. Los abuelos tiene la gran oportunidad de enseñarle a sus nietos aquellas habilidades y talentos innatos en ellos. ¿Quizás corre en la familia y algún nieto también las posee? Pero aun que no sea así el caso, el impacto que esto causará en la vida de un nieto no se puede medir.

Para los nietos que viven a distancia, es vital que los abuelos aparten el tiempo y dinero para visitarlos con regularidad. Gracias a la tecnología, es posible estar en constante comunicación, pero es indispensable darles el esfuerzo y prioridad de visitarlos.

Aunque ninguna de mis abuelos está en vida, tengo vívidos y gratos recuerdos con ellos.

  • Mi abuela repasaba las consonantes, vocales y sílabas con nosotros (ella era maestra jubilada).
  • Mi abuela me enseñó a leer y escribir en Español (mi mamá me enseñó a leer y escribir en Inglés).
  • Mi abuela nos leía y enseñaba historia del país.
  • Mi abuela nos enseñó las canciones folklóricas del país (mi mamá nació y creció en EEUU).
  • Mi abuela guardaba recipientes de plástico vacíos de todo tamaño para que jugáramos ‘cocina’ con ellos. 
  • Mi abuelo se preocupaba y discutía ideas sobre nuestra educación con mis padres (el también fue maestro y perito).
  • Mis abuelos se acomodaban para permitirnos ver programas de TV con ellos.
  • Mi abuelo nos dejaba limpiar y darle brillo a sus zapatos. Nos decía el día siguiente que todos en el trabajo le habían preguntado quién le había limpiado tan bien sus zapatos.
  • Mi abuelo nos dejaba peinarlo mientras el miraba sus programas de TV.
  • Mi abuelo nos recibía con donas o pan dulce cuando llegábamos a visitarlos luego que nos mudamos a otra ciudad.
  • Mis abuelos hacían el tiempo para irnos a visitar a la ciudad dónde vivíamos.
  • Mi abuela viajaba a quedarse con nuestra familia y ayudarle a mi mamá con nuestro cuidado y administración de la casa en la temporada en la cual había un nuevo bebé en casa.

Jamás olvidaré lo orgulloso que estaban de nuestro desarrollo y crecimiento. En fin, yo sé que fui una corona para ellos.

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply