Mentoras, Mujer Virtuosa

Comentario de libro: Mentor Like Jesus (Cómo Ser un Mentor Como Jesus) por Regi Campbell

enero 26, 2012
Pin It

Hace unas semanas leí un excelente libro llamado Mentor Like Jesus (Mentorea como Jesus, título no esta en español aun). El autor Regi Campbell es un hombre de negocios muy exitoso. También es un seguidor comprometido de Jesucristo. Hace unos años, Dios lo llevó a tomar una incitativa muy poderosa y ejemplar: servir de mentor a un grupo de hombres mas jóvenes que él para poder compartir las cosas que ha aprendido en su caminar con Dios, y para servirles de guía y apoyo.

Al poco tiempo de haber comenzado a trabajar con sus ‘discípulos’, entendió el poderoso ejemplo que Jesus mismo nos había dejado. En su libro, él delinea principios básicos que Jesus usó como mentor a sus 12 discípulos:

Jesus lo hizo en el contexto de un grupo. Si, con algunos se llevaba mas que con otros, pero siempre andaban en grupo. Jesus era intencional con su grupo. No era algo casual. No se reunían a platicar a ver si algo bueno salía de las platicas. Jesus les enseñaba, los corregía, les modelaba como caminar con Dios.

Aparte de que es mas eficiente trabajar con un grupo de personas, estas mismas personas tienen una misma meta: ser mas como Jesus. Esto crea presión. Buena presión. Porque aun que el mentor no este presente, los otros del grupo estan cerca para checarte y darte un empujón en la dirección correcta.

Jesus escogio a sus discípulos. Despues de una muy larga conversación con el Padre, Jesus sale a escoger a 12 hombres. Muchos siguieron al Maestro, pero él cuidadosamente eligió solo a doce.

Es buena idea buscar y pedirle a alguien que nos sirva de mentor, pero es mejor idea que las personas que pueden ser usadas por Dios como mentores busquen a quienes mentorear.

El rol de mentor de Jesus tuvo un comienzo y un fin. No era para siempre. Su trabajo como Mentor a los que les dejaría encargado el gran trabajo de llevar las Buenas Nueves hasta lo último de la tierra duró solo 3 años.

Cuando el tiempo es limitado, nos concentramos en lo esencial. Nos enfocamos. Al saber que hay una fecha tope, se nos hace mas facil trazar lo que hay que hacer y cómo lograrlo.

Jesus tenía una verdad que compartir. El se tomó su tiempo para enseñar esta verdad, pero mas que todo la vivió frente a sus discípulos.

Todo mentor tiene un conocimiento más amplio de alguna verdad. El tiene más experiencia en esta verdad. Por eso de mucho valor que la comparta con otros.

Jesus oraba. El oraba con sus discípulos, por sus discípulos, por los discípulos de sus discípulos y les modelaba una vida auténtica de oración – ¡siendo El mismo Dios!

La oración es un aparte integral de un grupo de mentoreo. Oran juntos, oran los unos por los otros y juntos experimentan oraciones contestadas.

Jesus enseñaba haciendo. El no era una catedrático, no un instructor. El les enseñó sobre la oración orando, servicio sirviendo, perdón perdonando, etc.

El mentor se toma el tiempo para explicar, pero mas que nada, abre su vida ante el grupo. Es transparente con su diario vivir. El ejemplifica cosas, tal vez básicas para él, pero que le pueden cambiar la vida a otra persona.

Jesus era un mentor en cualquier lugar. En el camino, en un jardín, cerca del pozo, en la casa de Pedro, en la sinagoga, en las montañas, y en el mar.

El mentor y su grupo no se deben de limitar a un lugar especifico, como algún salón de una iglesia, por ejemplo, o e la casa de una sola persona. El mentor se sale de su zona de comodidad, y busca encontrarse con sus ‘discípulos’ en donde están – ya sea en su lugar de trabajo, estudio, vivienda, etc. Así el mentor podrá tener una mejor perspectiva y así podrá brindar mejor ayuda y guía.

Jesus tenía un compromiso alto con sus discípulos, y también les requirió del mismo compromiso. El fue quien dijo, “El que no toma su cruz, no puede ser mi discípulo”.

Sin un serio compromiso, nadie será beneficiado en un grupo de mentoreo. Esto requiere de mucho sacrificio y hasta tener que declinar otro compromiso por cumplir con este. Tanto el mentor y el resto del grupo están invirtiendo tiempo y sacrificio.

Estos son los principios básicos que aprendí de este libro. Le pido a Dios que sea una realidad en mi vida al igual que en tu vida. Si varias de nosotras ponemos en práctica estas cosas que Jesus modeló, vamos ayudar a avanzar en Reino de los Cielos con mejor eficacia.

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply