Como orar por tu futuro esposo: Preparándome para ser su Ayuda Idónea

by on September 15, 2010

Pin It

Cuando tenía unos 12 o 13 años, leí un excelente artículo en una revista cristiana sobre la  espera del Príncipe Azul. Al final del artículo, la autora señaló que nunca es demasiado temprano para comenzar a orar por tu futuro esposo.

El artículo incluye una lista de peticiones de oración. No recuerdo exactamente todos los puntos incluidos, pero inspirada en esa lista, mis peticiones de oración fueron algo así:

  • Que Dios lo protegiera y mantuviera lejos de cualquier daño o un terrible accidente.
  • Que si aun no había aceptado a Jesucristo como Salvador ¡que lo hiciera pronto! Y si era salvó, que siguiera creciendo en el conocimiento y la sabiduría de Dios.
  • Que, si fuera posible, que se mantuviera sexualmente puro (yo estaba consciente que era mucho pedir).
  • Por último, oraba por su familia. Que Dios pudiera trabajar a través de los desafíos que podrían estar enfrentando (de cualquier tipo), y que un día, que me aceptaran y me amaran.

Bueno, no hay suficientes palabras para explicar la increíble gratitud que tengo para Dios por contestado todas mis oraciones. Sí, Dios respondió a todas y cada una de mis peticiones.

Conocí a Abe cuando ambos teníamos 16 años de edad. Él no era salvo. Compartí el evangelio con él y lo invité al grupo de jóvenes y a la iglesia. Desde ese entonces, el no ha dejado de crecer como un discípulo de Cristo. Creció en una buena familia pero sin principios bíblicos, sin embargo, Abe nunca había tenido una novia ¡ni tan siquiera había besado a alguna otra chica! ¿Ves como Dios obró aquí, en respuesta a mis oraciones? Su familia ha pasado por dificultades, pero sus padres están casados, toda la familia conoce a Cristo ahora, y de inmediato me aceptaron en su familia (y adoran a nuestros hijos, por supuesto).

Nuestra Boda – Marzo 2004

A medida que pasa el tiempo, todavía estoy asombrada de cómo Dios fue tan fiel en contestar las oraciones simples e inocentes de una niña.

¿Estas específicamente orando por tu futuro esposo?

Hace unos meses, leí el libro de Debi Pearl, Preparándome  Para ser su Ayuda Idónea. Como era de esperar, es un libro excepcional. Y hablando de orar por tu futuro esposo, Debi aborda este tema en el primer capítulo. Mi vida de oración ha sido cambiada, ¡una vez más!

Debi cuenta la historia de cómo conoció a Michael, su marido. Ella era sólo una jovencita adolescente y él era un joven predicador. Ese día que lo vio por primera vez, ella supo en su corazón que un día se casaría con él. El no tenía ni idea que ella era la que  Dios tenía para él hasta una semana antes de casarse (una historia encantadora que la tienes que leer, también se encuentra en su otro libro, Creada Para Ser Su Ayuda Idónea). Ella dice:

“Michael era el hombre de Dios, un predicador que necesitaba un guerrero fiel de oración. El estaba en medio de ganar a miles de soldados para Cristo… Mujeres atractivas persiguiéndolo serían una amenaza constante a su ministerio… Estas podrían ser una tentación extrema a su carne… Dios estaba en busca de una ayuda idónea que orara, no por sí misma, para tener un príncipe maravilloso, sino a una ayuda idónea que comenzara a AYUDAR a este guerrero de Dios para que pudiera hacer el trabajo que Dios le tenía.”

Y en efecto, ella le respondió a Dios orando fielmente por él. Ella dice que oraba, oraba y oraba por este hombre de Dios. Y Dios le respondió.

“¿Estas sentada esperando que Dios te lo traiga, sin embargo, nunca le pides por fuerza, honor y valentía para este hombre de Dios? ¿Qué joven guerrero NECESITA tus fieles oraciones?”

“Podemos hacer una gran diferencia en la eternidad cuando oramos. Si esto no fuera cierto, entonces no tendría sentido el orar.”

“¿Está tu futuro amado débil porque no oras por él y por los que están sobre él?”

Volviendo a la historia de Debi, esta es su opinión de todas las otras chicas que a través de los años anduvieron atrás de Michael como un buen prospecto,

“Tal vez las otras chicas oraron mal, no por el guerrero, sino por sí mismas para conseguir un maravilloso galán.”

¿Cómo estas orando por tu futuro esposo?

Como lo mencioné, después de leer este capítulo, mi vida de oración ha cambiado. ¡Me ha retado en un nuevo nivel! Pensándolo bien, yo pude haber orado desinteresadamente por el guerrero de Dios, en vez de solo haber orado por mi príncipe azul.

Dios levantará a miles de guerreros audaces, talentosos y fieles si cada uno tiene a alguien que fielmente ore por él.

Related Posts with Thumbnails

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

Comments

comments

{ 39 comments… read them below or add one }