Carácter, Mujer Virtuosa

Convicción vs. Preferencia

julio 7, 2010
Pin It

Cuando decides vivir la vida de acuerdo a los principios bíblicos, es necesario que formes convicciones en tu vida – de acuerdo a la veracidad de las Escrituras. Una convicción es simplemente el tener seguridad o certeza de una creencia. Por la misma seguridad, deberías de estar dispuesta a pagar hasta las últimas consecuencias para vivirla o defenderla.

Vivir según nuestras convicciones nos da dirección, paz y seguridad. Nos ayuda a tomar decisiones, fáciles y difíciles. Nos ayuda a escoger mejor. Nos define. Nos pone en posiciones de honor.

¿Cuándo es que una convicción se convierte en una preferencia? Cuando no estás dispuesta a pagar hasta las últimas consecuencias.

A mí no me gusta tomar soda (gaseosa, refresco, bebida carbonatada). Temprano en mi vida decidí que era más el daño que hacía a mi cuerpo que el ‘beneficio’. Y aunque el sabor y la sensación que causa pudieran ser agradables, decidí rotundamente no tomar sodas, nunca. Me ahorro muchas libras de más en mi adolescencia, dinero, un cutis con problemas y problemas de adicción. Estas eran unas pocas razones por las cuales no hice parte de mi vida ese tipo de bebida.

Ahora, a través de los años me he encontrado en situaciones de extrema sed donde lo único que hay disponible es soda. Y con mucho gusto – con todo sentido de la palabra – me la he tomado. Es más, en los últimos 20 años de mi vida, solamente he tomado soda unas cuantas docenas de veces.

¿El eliminar la soda de mi vida era una convicción? No. Solo es una fuerte preferencia. ¿Por qué no es una convicción – si al fin y al cabo estoy bien convencida del daño que causa? Porque no estoy dispuesta a pagar hasta las últimas consecuencias – morirme, literalmente, de sed. Solo es una fuerte preferencia.

A medida que creces en tu caminar con Dios El te va ir mostrando verdades, las cuales deberías de adoptar como convicciones – no preferencias. Cuando todo está bien, fácilmente podemos proclamar que tenemos X o Y convicción. Pero cuando somos puestos a prueba, y tenemos que pagar algún precio, muchas veces convertimos nuestras convicciones en simples preferencias sin estar dispuesta a pagar hasta la última ramificación. Aquí no hay honra. Y solo piensa en la tristeza que le causa a nuestro Padre.

Nuestras convicciones son puestas a prueba cuando son atacadas por el enemigo, cuestionadas o ridiculizadas por nuestros familiares o amistades, o amenazadas por el gobierno.

“No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven, pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” 2 Corintios 4:18

¿Cuáles son tus convicciones? Piensa…

  • El diseño de Dios para la mujer
  • El diseño de Dios para el hogar
  • La mujer soltera
  • La mujer casada
  • La madre
  • Las amistades de tus hijos
  • El uso del TV
  • Tu compromiso con la Iglesia
  • Pureza sexual, casada o soltera
  • La educación de tus hijos
  • Vestimenta
  • Vocabulario
  • Uso del internet

“Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.”
Colosenses 3:2

Foto por TheBusyBrain

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply