Carácter, Mujer Virtuosa

Cuando Dios no puede cambiar a las personas

agosto 20, 2012
Pin It

Todos los conocemos, al perezoso, al irresponsable, al negligente, al chismoso, al mandón, al indiferente, al que siempre da excusas y nunca hace nada. Es difícil mantener una relación saludable con estas personas, y mucho más difícil colaborar en algún proyecto o ministerio con ellas.

Y el tiempo pasa. Dios continúa trabajando en nuestras vidas, seguimos creciendo y aprendiendo. Nos maravillamos de lo que Dios hace en nuestras vidas y le damos toda la gloria a El. Hasta que nos volvemos a encontrar con aquellas personas: al perezoso, el irresponsable, al negligente, etc. Y lo primero que se nos viene a la mente, antes de tan siquiera tratarlos, son pensamientos como:

“Es que el es tan perezoso.”

“Ella siempre ha sido irresponsable.”

“Con él no se puede trabajar porque todos saben que es negligente.”

“Ella es demasiado chismosa.”

“Lo único que él quiere es tener el control de todo, es muy mandón.”

Pero lo que realmente estamos diciendo es, “Dios no puede cambiar a las personas.” Porque automáticamente asumimos que estas personas siguen igual, arraigadas a sus pecados, sin cambiar. Vemos como Dios trabaja en nuestras vidas, pero no consideramos que El también está trabajando en la vida de los demás, aún en la de esas personas difíciles.

La próxima vez que te encuentres con alguien que ha mostrado una marcada debilidad de carácter o inmadurez en el pasado, recuerda que Dios pudo haber hecho su perfecto trabajo en esa persona. Espera lo mejor. No juzgues ni critiques sin antes haberle dado un chance. Espera en Dios que esa persona ya fue transformada por El, y actúa como que es un hecho. Regocíjate en el poder de Dios y no mires atrás.

Y si la persona es la misma que tu recuerdas, con todas esas debilidades, dale más tiempo porque,

“…el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” Fil. 1:6

foto por nimbu

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply