Mujer Virtuosa

Dasastres Naturales [de la vida] – Parte 2

octubre 11, 2017
Pin It

Lecciones de los Desastres Naturales

Cada vez que salgo y veo tanto árbol caído, me recuerda lo vulnerable que somos cómo creación de Dios.

Los desastres – o golpes de la vida – nos suceden a todos. Vienen en tantas diferente formas: pérdidas trágicas de algún ser querido, alguna relación rota, un divorcio, pérdida de empleo o negocio, alguna enfermedad difícil, sufrir a manos de otra persona, cualquier tipo de abuso, consecuencias de nuestras malas decisiones, trastornos por alguna adicción, etc.

FullSizeRender-3La Biblia está llena de promesas sobre el cuidado infinito y fiel protección de Dios, pero también podemos leer en esa misma Biblia que la vida en esta Tierra no esta exenta de problemas y dificultades.

Ser sabia es poder contemplar y APRENDER para estar lista al enfrentar las dificultades. Quiero ver árboles dañados y tomar precaución. Quiero ver alguna estructura dañada y tomar la lección necesaria.

FullSizeRender-2Lecciones que aprendemos de un desastre natural

1. Hay que vivir considerando la realidad. La realidad es que las tormentas son seguras en la vida. Habrán fuertes vientos que intentarán destruir la estructura de mi vida. También caerán fuertes lluvias que amenazarán contra la estabilidad de mis días. Esa es la realidad. No lo puedo negar o ignorar.

2. El fundamento es lo que me sostendrá o desbaratará. En quién o en qué estoy cimentada es lo que determinará mi destrucción o mi triunfo. Y aunque sé y quiero que Dios sea mi fundamente, me tengo que preguntar diariamente ¿es Dios quien está dirigiendo mis pasos? y ¿estoy viviendo mi vida según sus principios?

3.La preparación hace toda la diferencia. Al contemplar todos los tipos de tormentas que puedo recibir en mi vida, me puedo preparar adecuadamente. ¿Ya identifiqué a quien buscar cuando necesite ayuda matrimonial, con mis hijos, financiera, salud, emocional, etc.? ¿Estoy leyendo los libros que me darán las herramientas para estar lista en el momento de la prueba? ¿Estoy atenta cuando pequeñas crisis surgen y tomo las medidas correctas antes que se conviertan en grandes monstruos?

FullSizeRender

4. Mi actitud lo determina casi todo. Estas son dos de las más frecuentes  actitudes que podemos tomar: 1. Sentirme bendecida que estoy pasando por una prueba porque sé que saldré victoriosa en Dios y saldré más sabia y fortalecida o 2. Cuestionar por qué solo a mí me suceden estas cosas y lamentar continuamente sobre mis pérdidas, mi futuro fracasado y preocuparme mucho sobre o que otros piensan sobre mí.

5. Mi disposición es mi mejor aliada. Con la actitud correcta, puedo enfocarme en la batalla que tengo al frente. Con mucha determinación debo escoger dar mi mejor esfuerzo CADA DÍA.

6. La reconstrucción toma mucho tiempo, trabajo y paciencia. Después de un momento desvastardor, no puedo esperar que todo retorne a la normalidad inmediatamente. Pero SI puedo esperar que Dios haga milagros instantáneos porque Él es grande, poderosos y nada es imposible para Él. Pero en el mundo que Él creó, las leyes de la naturaleza aún gobiernan: cuando hay destrucción, la recuperación y la reconstrucción toman tiempo.

7. Hay que aceptar las pérdidas con honestidad y humildad. Ignorar o negar un problema complica y añade más dolor y confusión al problema original. Yo sé que puedo confiar en Dios y aceptar Su soberanía, aunque lo que tenga frente a mí se mire todo gris.

8. Hay que ser creativos para buscar las oportunidades. Todos pasamos por momentos muy duros en algún momento. Algunas personas sacarán lo mejor de una situación, mientras otros se desbastarán ante la misma instancia. TODOS podemos APRENDER a buscar las oportunidades en las dificultades; oportunidad de capacitarse, oportunidad de ayudar a otros y oportunidad de crecer.

IMG_2889

¿Estás lista y dispuesta a enfrentar tus problemas de hoy con sabiduría y con la cabeza en alto?

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply