Para Madres

Desesperada: El Trabajo de una Madre No Acaba

enero 28, 2013
Pin It

5585419135_d5bab313c1

 Estas son mis reflexiones sobre el capítulo de introducción del libro Desperate: Hope for the Mom Who Needs to Breath (Desesperada: Esperanza para la Madre que Necesita Respirar) por Sarah Mae y Sally Clarkson. Puedes obtener tu copia aquí

Los hijos son una bendición. Una GRAN bendición. Pero para la madre que tiene varios hijos pequeños, otras palabras pueden mejor describir sus días: mucho trabajo, cansancio, limpieza, pañales, cocina, citas al médico, disciplina, ropa sucia, gritos, llanto, pleitos…El trabajo de ser madre no es acompañado por días de vacaciones. ¿Y si mamá se enferma? ¿Quién se hace cargo de todas las cosas necesarias que hay que hacer como la comida, la leche, los pañales? Mejor que no se enferme, porque no hay quien la substituya. ¿En donde está la bendición entre todos los quehaceres de la rutina diaria de una madre con hijitos?

Los hijos son un regalo del Señor;
los frutos del vientre son nuestra recompensa. Salmos 127:3

Bien es cierto que el trabajo que trae criar hijos no va a cesar ningún día pronto y muy difícilmente vamos a tomar algún descanso prolongado, pero aún en medio todo, Dios desea darnos las fuerzas y gozo que necesitamos día a día. Incluso quiere brindarnos ayuda no solo en lo espiritual, sino también en lo práctico. Como parte de su diseño, el ha rodeado a las madres jóvenes de otras mujeres mayores y sabias quienes tienen experiencia ya que van más avanzadas en su trayectoria de madres. Bíblicamente, estas mujeres mayores son la esperanza para las madres jóvenes. 

Asimismo, las ancianas deben ser reverentes en su porte y maestras del bien…deben enseñar a las mujeres más jóvenes… Tito 2:3,4

Debemos de tomar aliento por que a pesar de los días difíciles, nuestra labor hecha con un corazón humilde ante Dios va a llevar fruto en su momento. El tiempo pasa y los hijos crecen. Y si, algún día van a finalizar los días cansados con hijos pequeños, y por eso debemos de cobrar ánimo y abrazar una fresca visión de nuestro llamado como madres. No te rindas ni te des por vencida, Dios es tu fortaleza y amparo y El te va a enviar la ayuda que necesites a su debido tiempo. 

 “Le estamos haciendo un llamado a las mujeres mayores  a que se recuerden de los días cansados y que se  pongan al lado de madres jóvenes para que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos sepan como servir y recibir ayuda.” ~Sarah Mae, Desperate: Hope for the Mothers Who Need to Breath

fotografía por current.mood

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply francia marzo 1, 2013 at 1:03 pm

    Hola: me encanta y me inspira mucho leer sus artículos sobre el trabajo de las madres, es una realidad bien retante el ser madres hoy en día, cuando tratamos de que nuestros hijos sigan y sirvan a Dios por sobre todo. gracias por sus consejos y opiniones pues me han ayudado mucho……saludos

  • Leave a Reply