Como tener un devocional con niños pequeños

by on June 14, 2011

Pin It

Unas de mis partes favoritas del día es tener el devocional con mis hijos. Lo disfruto mucho por que a ellos les encanta sentarse conmigo y escucharme leerle historias bíblicas, no digamos la bendición de aprender acerca de Dios.

Entonces dijo: Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos, Mateo 18:3

Es fascinante ver la inocencia y sencillez del corazón de un niño al ser expuesto a las verdades bíblicas. Por eso es mi objetivo ser fiel, desde muy temprano en sus vidas, en este tiempo tan importante.

Con los más pequeños

Cada mañana, después de desayunar, nos vamos a la sala familiar y leemos una historia bíblica de un libro para niños. Como tenemos varios libros con historias biblicas, escojo uno y leemos un par de historias cada día. El día siguiente, leemos las que siguen, y así sucesivamente, hasta terminar el libro. Luego comenzamos otro libro.

Nos tomamos de 5-15 minutos en nuestro devocional de la mañana cada día. A veces cantamos alguna canción relacionada con lo leído, como la canción de Jonas, o las murallas de Jericó, por ejemplo. Después de leer, oro por cada uno de mis hijos y encomendamos el día a Dios. A veces les pido a ellos que oren también.

Algo que quiero empezar hacer es escoger un verso por semana para memorizar. Creo que este tiempo de devocional por la mañana sería un muy buen tiempo para memorizar las Escrituras.

¡No te pierdas de la gran bendición y oportunidad de leerle a tus hijos cada mañana! No solo les estarás forjando unos de los mejores hábitos en la vida, sino que este tiempo con Dios cada mañana les ayudara a enfrentar el día de una mejor manera. Solo toma unos pocos minutos.

Cuando yo era niña

En la sala de la casa, mi mama nos tenia una canasta con libros Cristianos. Eran especial para niños, muchas fotos! Mientras ella preparaba el desayuno, era nuestra responsabilidad llegar a la sala, y sentarnos a ‘ver’ libros. Este era parte de nuestro devocional.

Tambien recuerdo a mi papa leernos un par de versos de la Biblia durante el desayuno. Y como familia, cantábamos un par de canciones de alabanza.

E  la noche, cuando ya todos estábamos acostados, mi mama llegaba al cuarto y nos leía de un libro de devocional para niños. También se tomaba el tiempo para explicarnos la moraleja de lo leído. Y nos daba suficiente tiempo para que le hiciéramos preguntas.

Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá á mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Isaías 55:11

Related Posts with Thumbnails

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

Comments

comments

Leave a Comment

Previous post:

Next post: