Ejecutiva del Hogar, Esposas, Familia, Futura Esposa

Dos son Mejores que Uno

agosto 11, 2010
Pin It

Cuando estaba soltera, me acostumbre, por necesidad, a hacer todo yo sola. Desde hacer cosas sencillas como estar pendiente de lavar mi ropa, a tener suma responsabilidad de mis finanzas, hasta cargar cosas pesadas, etc.

Cuando me casé, todo el peso que yo solía llevar por los últimos 4 años no solo se partió en dos para poderlo compartir con mi marido, sino que él tomó la responsabilidad de hacer cosas realmente difíciles de hacer para una mujer. De la misma forma, yo tomé responsabilidades que para él eran dificultosas o no tan amenas. Es una bendición compartir mi vida – y responsabilidades – con alguien más.

Pero al pasar de los años, es bien fácil olvidarse de esas bendiciones. Especialmente si nos desenfocamos y comenzamos a meditar y pensar solo en las cosas negativas de nuestro conyugue.

Hace un tiempo, mi esposo y yo tomamos unas vacaciones en crucero. La noche antes de partir, él se dobló y lastimó el tobillo jugando futbol. El pobre casi no se podía mover, muchos menos estar caminando. Así que me tocó empacar las maletas yo sola, la de él, la mía y las de los niños, porque ellos se quedaban donde los abuelos.

La mañana del viaje, me tocó halar las mentadas maletas al carro (vivimos en un complejo de apartamentos donde el carro nos queda a unos metros de distancia). También me tocó hacer todo el trámite de las maletas en la portuaria. En un instante me recordé que todo eso yo lo hice sola por años, sin pensar dos veces que alguien más lo podía hacer por mí. Pero al hacer todo esto, y tener a mi esposo al lado sin poder ayudarme, me recordó de la gran bendición que tengo de tenerlo en mi vida – y contar con su ayuda en cosas simples como halar maletas.

Mi reto diario es poder ver las cosas buenas que mi marido aporta a mi vida, y pasar por alto cualquier ofensa. Algo que me ayuda es estar bien pendiente de como yo puedo aportar a su vida. Esto me da mucha más satisfacción que cualquier aportación que él hace a la mía. Como resultado, compartimos un matrimonio de mucha satisfacción para ambos.

Realmente dos son mejores que uno, siempre y cuando mantengamos el enfoque correcto de gratitud y servicio hacia la otra persona.

Foto por  John Fraissinet

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply fabiola cordova agosto 11, 2010 at 1:57 pm

    tenes toda la razon Karisa, yo me quede sin mi esposo por 20 dias, y como decis uno al tener un esposo como Dios manda, aprende a ser la ayuda idonea y no uno mandar y hacer , y llevar y traer, durante este tiempo igual vi la gran bendicion de tener a mi esposo y como tu decis son mejor dos que uno, ahora que ya regreso aunque siempre hay dificultades tenemos como apoyarnos y trabajar en equipo en casa , oficina y nuestra relacion, etc, DIos te bendiga

    • Reply agosto 16, 2010 at 1:09 pm

      Fabi,
      No me imagino estar sin mi marido tanto tiempo! Pero esas separaciones a veces son buenas, especialente si nos ayudan a valorar aun mas lo que tenemos.

  • Reply Sary Lopez agosto 12, 2010 at 4:51 pm

    Hoy meditaba en que.. el prudente pasa por alto el insulto.. somos tan rapidos para ver como decis las cosas negativas de los que estan a nuestro lado y nos ofendemos por lo que no hacen, o hacen. Definitivamente es una bendicion poder ayudar y ser asistido. El apreciar lo que las personas hacen por ti o contigo sean cosas sencillas o dificiles es de gran valor. buen recordatorio este articulo del bien y la ayuda mutua.

    • Reply agosto 16, 2010 at 1:07 pm

      Hola Sary =)
      Definitivamente, nos necesitamos los unos a los otros! Por la misma razón, el enemigo nos distrea al hacernos ver lo malo en los otros. Creo que podemos aprender aun del débil o insensato, si estamos dispuestos a servirle, ayudarle y verlo como Dios lo ve.
      Saludes!

  • Reply Maria De La Luz Bustamante agosto 14, 2010 at 6:42 pm

    Hola, Karisa, le doy gracias a Dios por su vida, que Dios la siga utilizando en la vida de las mujeres de Honduras.
    Fue refrescante recordar que mejor son dos que uno.
    gracias hermana, por dejarse usar por el Señor.
    la gracias y paz de Dios la acompañen siempre a usted y a su familia.

    • Reply agosto 16, 2010 at 1:04 pm

      Gracias, Maria, por su nota.
      Es bueno recordarnos mutuamente los principios de Dios, porque se nos olvidan con tanta facilidad.

  • Reply gina febrero 25, 2011 at 11:38 pm

    es tan sabio DIOS en su creacion,al decir mejor son dos que uno. En alguna ocacion mi madre me habia exasperado con un mal comentario, pero mi señor esposo me dijo: gina permanece callada, no le digas nada a tu mama, gina tu deber es honrarla tal como es.Y valore el consejo de mi señor esposo y di gracias DIOS por tenerlo a el como mi compañero, y solo es un pequeño comentario de muchos mas, creo que como mi esposo no hay mas, es unico para mi.

  • Reply Yolanda abril 12, 2012 at 10:17 am

    Que hermosas reflexiones escribes, es la primera vez que entro a este blog y me has bendecido mucho con ellas. te felicito.

    espero que me premitas compartirlas.

    saludos

    Yolanda

    • Reply abril 12, 2012 at 11:43 am

      Claro que lo puedes compartir.

      Dios te bendiga!

    Leave a Reply