¡Un poco de todo!

El Legado de una Maestra

septiembre 17, 2012
Pin It

Por Bessy Barahona

La vida de la mujer puede transcurrir sin pena ni gloria entre las paredes de su hogar, si ella así lo desea; o puede llegar a tener un propósito eterno, si en esta vida deja el precioso legado enseñar a otras mujeres a ser mejores cristianas, esposas, madres, amigas…

Durante muchos años de mi vida cristiana carecí de una visión personal, hasta que estudié cuidadosamente estos versos, me di cuenta de lo que quería ser: Una sierva de Jesucristo que anhela ser una maestra de bien y poder enseñar a otras mujeres a amar y honrar a sus esposos, para gloria de Dios.

A las ancianas, enséñales que sean reverentes en su conducta, y no calumniadoras ni adictas al mucho vino. Deben enseñar lo bueno. Tito 2:3

La edad es irrelevante, el término “anciana” en este verso significa “madurez espiritual”, y “jóvenes” a las recién convertidas o a las bebes espirituales.

¿QUÉ DEBO ENSEÑAR? Tito 2:3-5

… amar a sus maridos: Amar es anteponer nuestras necesidades y prioridades por las de nuestro esposo, es admirarlo y apoyarlo cada día.

… amar a sus hijos: Es mucho más que cuidarlos físicamente, es enseñarles e instruirlos en el temor y amor de Dios, para que este mundo no los absorba.

… prudentes: Es saber administrar el tiempo y los recursos para hacer las tareas de una manera eficiente.

… castas: Modestas en nuestro vestuario, en nuestra forma de expresarnos de y hacia otros.

… cuidadosas de su casa: Es mantener el hogar en armonía y orden, velando por el bienestar de tu esposo e hijos.

… buenas: Es no ver sólo por tus intereses o los de su familia, sino de aquellos que se encuentran en necesidad a tu alrededor.

… sujetas a sus maridos: Obedeciendo y honrando a nuestro esposo como lo haríamos con Jesucristo.

La vocación de la mujer no es fácil, pero es gratificante cuando encuentras el propósito de Dios para tu vida y deseas hacer su voluntad.

Enseñar a otras mujeres, tampoco es tarea fácil, pero toma tiempo y un paso a la vez para lograrlo; ejercítate a diario en la palabra, ora constantemente, pronto verás que otras mujeres observan tu vida, se acercan para pedirte consejo, y entonces estás lista para transmitir el legado de ser una maestra de bien.

foto por scmtngirl

Bessy Barahona ha estado casada con Pablo desde hace casi doce años, han procreado tres hermosos hijos; Natalie, Jeremy y Pablito.  Asiste a la Iglesia Gran Comisión de Tegucigalpa, Honduras.  Es ama de casa. Dios le ha enseñado a través de la vida en su hogar a aprovechar todas las virtudes y talentos que El le ha dado.

Bessy ha abrigado en su corazón el Salmo 138:8, “Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.”

Dios tiene un propósito para cada una de nosotras, permitamos que El utilice nuestras vidas para llevarle honra y gloria.

 

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Adriana Williams septiembre 17, 2012 at 6:37 pm

    Asi mismo es, las mujeres somos designadas de Dios para enseñar a las demas y asi poder hacer cambios radicales en nuestra sociedad.

  • Leave a Reply