Administración de Tiempo, Ejecutiva del Hogar, Organización

Horario y rutinas de una madre

abril 12, 2012
Pin It

Si hay algo que define el éxito o el fracaso de una madre en el hogar es su horario –  o la falta de uno. No hay un horario perfecto, varía de familia en familia. Tampoco el mismo horario será efectivo en las diferentes etapas o estaciones en la vida de una familia. Pero tener una horario en lugar hace una gran diferencia en la calidad de vida tanto de la mamá como del resto de la familia.

El horario es una herramienta muy poderosa. Entre mejor se use, más eficiente y fructífera será la vida de los miembros de la familia. Con un buen horario, todos salen ganando. Una advertencia muy importante: el horario lo debemos controlar nosotras, no a la inversa. En el momento en que el horario nos controla, nos convertimos en sus esclavas. Nunca nadie ha tenido éxito sin libertad – o en esclavitud.

Cómo crear el horario adecuado

Para llegar a obtener un horario que funcione en la familia, habrá que hacer varias pruebas. No pienses que te tienes que someter al primer horario que hagas. Pruébalo por una semana, mínimo. Si algo no te gusta, cámbialo. Si te diste cuenta que dejaste un elemento importante fuera, reorganiza tu horario y añade lo que se te olvidó.

Empieza por hacer una lista de todos los quehaceres regulares de un día. Ejemplos:

  • Leer la Biblia
  • Bañarse
  • Preparar comida
  • Hacer ejercicio (¡muy importante para una madre!)
  • Devocional familiar
  • Tiempo de juego para los niños
  • Tiempo para los pasatiempos de mamá
  • Arreglar tu cuarto
  • Preparar alimentos
  • Ordenar la casa

Luego divide tu día en dos partes, mañana y tarde, para crear dos diferentes rutinas. Determina cuales elementos deberán ser completados por la mañana y cuales otros por la tarde. Ahora establece un orden en el cual deberán hacerse. Estas dos listas son tus rutinas, la de la mañana y la de la tarde. Ten cuidado de poner muchas cosas en cada rutina, si es así, estas haciendo cosas de más.

Ayuda mucho crear una horario en el cual mamá hace las cosas que ella debe hacer sola, como leer la Biblia y bañarse, cuando los niños están dormidos o haciendo actividades independientes. Esto aplica tanto a la rutina de la mañana como a la de la tarde.

Tip 1: para un día bien productivo, determina despertarte por lo menos una hora antes que tus hijos. Utiliza este tiempo para hacer las actividades que no puedes hacer con tus hijos. Refresca y alimenta tu alma, cuerpo, mente y espíritu, así cuando tus hijos se levanten, encuentren una madre alegre, fuerte y lista para enfrentar con entusiasmo el día.

Tip 2: establece una hora de descanso por la tarde. Esto lo puedes hacer a cualquier hora por la tarde, pero que tenga la duración de una hora. Durante este tiempo, acuesta a dormir a los más chicos. Los más grandes pueden estar en sus cuartos, haciendo actividades independientes y en silencio, como leer. Este es el momento perfecto para que mamá descanse o realice alguna actividad que la relaje y así recargar energías para terminar bien el día.

Es importante dejar margen en tu día. No tengas lleno tu horario desde el momento en que te levantas hasta que te acuestas. Entre más tiempo libre tengas, mejor. Siempre habrán interrupciones durante el día, o atrasos. Si no tienes margen, todo tu día se te arruinará y terminarás muy frustrada.

A ponerlo en práctica

Escribe tu horario y ponlo en un lugar visible. Durante el día, haz referencia a él. Si en un día particular es necesario dejar de hacer algo del horario, hazlo con toda la libertad.   Recuerda que un horario es para ayudarte, no para hacerte sentir mal.

Recuerda que todos los niños responden mejor cuando hay orden. Si ordenas las actividades del día, ellos podrán anticipar lo que viene y se les hará mas fácil cooperar. Y no olvides que mientras tengas seres humanos viviendo en tu hogar, ningún día será igual, así que no pienses que haz fracasado con tu horario. Con gozo acepta cualquier atraso o interrupción, refiérete a tu horario o rutina y continúa con tu día.

Una madre segura de lo hace, administra mejor su hogar. Una madre que administra mejor su hogar es una madre satisfecha. Una madre satisfecha cria hijos alegres, seguros y productivos. ¡Todos salen ganando!

foto por  waferboard

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Liz abril 12, 2012 at 1:16 pm

    Justo lo que necesito. Mi horario lo manejo en mi mente y por lo tanto no en orden! Buena idea anotarlo, voy a hacerlo.
    Gracias!

  • Reply esther julio 16, 2012 at 5:39 am

    Muchas gracias por los pasos y pautas para crear un horario
    Cada noche me escribo lo que hacer al día siguiente ¡y siempre me falta tiempo para todo!
    Aún me falta mucho por aprender, pero el Señor es misericordioso y me está ayudando a través de hermanas como tu.
    Mcuhas gracias
    desde España
    Esther

  • Reply Rachel mayo 15, 2014 at 8:54 pm

    Muchas gracias por compartir esto. Es muy importante y tengo rato de no tener un horario etablecido y lo nececito. Voy a hacer uno ya!

  • Leave a Reply