Mujer Virtuosa, Relación con Dios

Levántate y anda

diciembre 30, 2013
Pin It

6801293093_972e3005db

Hoy por la mañana, mi hijo de 3 años se cayó y se quedó en el suelo llorando. Rápido llegué a ver que sucedía y me di cuanta que se había resbalado, pero no se había lastimado. Le aseguré que todo estaba bien y le pedí que se levantara, el me dijo que no se podía levantar, por que se iba a resbalar nuevamente, el insistía que el piso estaba mojado. Inspeccioné el piso y sus alrededores, pero todo estaba seco. Le volví a pedir que se levantara, él seguía en el piso, llorando, convencido que si se levantaba se volvería a caer.

Yo estaba parada frente él, viéndolo a él y al piso. Yo sabía que el tenía toda la capacidad no solo para levantarse, sino para no caerse otra vez…

Muchas veces, mejor dicho, siempre, vamos a tropezar, caer y llorar. Pero cuando en nuestras mentes limitadas pensamos que no hay remedio, Dios quien sabe y mira todo, nos dice “Levántate.”

Es necesario decidir confiar en la bondad de Dios y atender a su voz cada vez que nos dice: “Levántate, todo va a estar bien”

A medida que demos los pasos de obediencia, vamos a lograr ver las cosas del punto de vista Celestial.

Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. Entonces algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema. Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa. Entonces él se levantó y se fue a su casa. Y la gente, al verlo, se maravilló y glorificó a Dios, que había dado tal potestad a los hombres.” Mateo 9:2-8

Mi hijo finalmente se levantó, y que felicidad la que tuvo cuando vio que no se cayó nuevamente.  Así mismo, Tu historia puede tener un lindo final si decides levantarte, confiando en que Dios te ayudará hasta el final.

Vengamos a los pies de la cruz y obedezcamos a nuestro Dios para ver las maravillas que hará a través de nuestras vidas.

fotografía por chiptape

 

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply