Los Diferentes Tipos de Pensamiento

by on January 5, 2011

Pin It

Artículo escrito por Nelson Guerra.
Nelson escribe regularmente en su blog Teomentum.

Existen cuatro tipos de pensamientos.

1. Pensamiento necesarios

Son aquellos que se refieren a nuestra rutina diaria: “que comemos, qué tengo que hacer hoy, cuánto tengo que pagar de alquiler, etc.”

2. Pensamientos inútiles

Son los que no tienen utilidad constructiva ni negativa. Se refieren a cosas del pasado: “si esto no me hubiera ocurrido, porqué me dijo eso, si solo hubiera hecho esto o lo otro, etc.”… Demasiados pensamientos sobre algo que ya no podemos cambiar.

Los pensamientos inútiles tratan también sobre el futuro, como “¿Qué va a ocurrir si…? ¿Cómo va a ocurrir…? ¿Qué haré si…? etc.”

3. Pensamientos negativos y/o destructivos

Estos están basados en la ira, avaricia, inmoralidad, egoísmo, el orgullo y otros parecidos. Son dañinos hacia nosotros mismos y hacia otras personas.

4. Pensamientos positivos

Son los que nos permiten acumular fuerza interior, ser constructivos y en conexión continua con Dios. En realidad son pensamientos de pureza.

Victoria sobre los pensamientos negativos

Los pensamientos inútiles y negativos, destruyen nuestras vidas porque son contrarios a la verdad revelada de Dios. En realidad son pensamientos de pecado.

Tenemos que aprender a convertir pensamientos de pecado a pensamientos puros. Para eso tenemos que estar dispuestos a liberar la lucha interna de la mente desarrollando creencias y convicciones según las verdades de Dios que se encuentran en Su Palabra.

Ten cuidado en lo que pones tu mente, porque eso es lo que llegarás a ser. ~Emerson

foto por  MaureenShaughnessy

Related Posts with Thumbnails

¡Comparte con tus amigas!

Share to Google Plus
Share to MyWorld

Comments

comments

{ 1 comment… read it below or add one }

Irene Lindberg January 18, 2011 at 2:18 pm

Que importante es estar conscientes de los pensamientos “inutiles”. En vez de estar meditando en los errores del pasado, es mejor aprender de ellos para no vovler a comenterlos.
Buen punto evitarlos tanto como a los pensamientos negavitos.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: