Adolescentes, Niños, Para Madres

Los niños y los libros

marzo 23, 2011
Pin It

Antes de comenzar formalmente la educación en el hogar con mis hijos, decidí estudiar lo más que pudiera sobre todos los métodos disponibles. Entre ellos, Charlotte Mason, Montessori, The Moore Formula, Easy Homeschooling Techniques, Classical Education y otros. Algo que todos tienen en común es que estresan la importancia de leerles desde muy temprano a los niños. Entre más les leas, mejor.

Esto no solo aplica para niños educados en el hogar. ¡Aplica a todos! No solo aporta extraordinariamente al desarrollo intelectual de un pequeño, sino que crea una relación muy fuerte y especial entre tú y tu hijo. Tanto la selección de la literatura es importante como la cantidad de tiempo que apartas para hacerlo.

Amor por los libros

Yo le comencé a leer a mi hija antes que cumpliera un año de edad. Mi segundo y tercer hijo se han beneficiado desde que nacieron.  Es sorprendente como aprenden y como han desarrollado un amor por los libros desde muy temprano. Mi segundo hijo es muy aventurero e inquieto. Pero con un par de libros a mano, él puede estar quieto y concentrado por largos tiempos.

Cómo y cuándo leer

Todas las mañanas, después de desayunar tenemos nuestro devocional. Les leo historias bíblicas de libros para niños. Como son menores de 5 años, no considero que sea tiempo de leerles pasajes largos directamente de la Biblia. Nos toma unos 10-15 minutos. (Para memorizar pasajes bíblicos, si uso la Biblia).

Después de almuerzo, ellos escogen un par de libros cada uno para que se los lea. Aquí me tomo más tiempo, unos 30 minutos.

En la noche, antes de acostarse y antes de orar, leemos un último libro. Aquí lo hacemos diferente cada noche. A veces les leo algo corto, a veces algo más largo. A veces les leo yo, a veces mi esposo.

A medida que vayan creciendo, anticipo que el tiempo de lectura irá aumentando. Cuando ya sepan leer, quiero seguir fomentándoles el entusiasmo por leer y los quiero estimular a que lean mucho. Pero aun así, no quiero dejar de pasar tiempo juntos, leyendo.

Libros, libros y más libros

A propósito, nuestro presupuesto no incluye juguetes, pero si incluye libros. Cada vez que tengo la oportunidad, les compro libros a mis hijos. Algunos libros son sencillos, solo con fotos y poca lectura, y otros son más complejos. Nuestra selección incluye libros cristianos para niños, así como lectura clásica, y cuentos de hadas.

Aunque trato de reciclar los juguetes para que no se acumulen tanto, ¡no me desprendo de ni un libro! Cada mes, nuestra ‘biblioteca’ crece mas y mas. Y lo hacemos a propósito.

Cuando mi hermana y yo cumplimos 3 y 5 años, respectivamente, mi mamá pidió que solo nos regalaran libros. Mi hermana cuenta su desilusión al abrir regalo tras regalo sin encontrar tan siquiera una sola muñeca. Hoy nos reímos del incidente, pero también le agradecemos a mi mamá por habernos expuesto desde muy temprano a una variedad de libros. Mis 5 hermanos y yo somos amantes de la lectura. Nuestros padres siempre nos dieron buen ejemplo.

 Foto por  KatLevPhoto

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply