Salud y Belleza

La Navidad, tiempo de comer

diciembre 5, 2012
Pin It

navidad

 Una de mis partes favoritas de la época de Navidad es la comida. Me encanta disfrutar toda la clase de delicias que se preparan para esta temporada de hermandad, comunión y generosidad.

Vayan y coman bien, y tomen un buen vino, pero compartan todo con los que nada tienen. Nehemías 8:10

Los festejos Navideños nos permiten celebrar el nacimiento de Jesús con familiares y amistades alrededor de la mesa y deliciosas comidas. Pero esta no debe de ser razón para descuidar nuestra salud. De lo contrario, debería de ser una temporada en la cual cuidadosamente escogemos lo que vamos a comer, ya que necesitamos de la fuerza y el vigor que nos proporcionan los alimentos.

Una mujer radiante cuida su salud para poder servir mejor a lo demás.

Aquí hay unos tips para disfrutar de la comida rica sin sacrificar nuestra salud:

  • Desayuna todos los días. Este es el tiempo de comida más importante del día, ya que es combustible necesario para un día lleno de energía y productividad.
  • En una reunión donde hay mucha comida, prueba todo lo que te guste, pero en cantidades reducidas.
  • Come solo lo que te gusta. No desperdicies la ingestión de calorías innecesarias comiendo cualquier cosa que no necesariamente disfrutas mucho.
  • El día que asistas a una reunión en donde habrá bastante comida, come liviano, pero saludable, durante los otros tiempos de comida.
  • Antes de asistir a  una cena o fiesta navideña, come algo ligero y nutritivo en tu casa.
  • Resiste la tentación de comer toda cantidad de postres y dulces que te ofrezcan. De nuevo, come las calorías de comidas que tu paladar realmente aprecia.
  • Toma agua todo el día. Es muy importante mantenerte hidratada.
  • Evita tomar sodas y otras bebidas altas en calorías.
  • No descuides tu rutina de ejercicios. Aunque tengas que reducir la cantidad de días debido a lo ocupado que es el mes de diciembre, escoge los días que si vas hacer ejercicio, ponlos en tu calendario y respétalos. Es necesario sudar, porque esto ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo naturalmente.

¿Acaso ignoran que el cuerpo de ustedes es templo del Espíritu Santo, que está en ustedes, y que recibieron de parte de Dios, y que ustedes no son dueños de sí mismos? 1 Cor. 6:19

foto por Kristin Marie Enns-Kavanagh

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply