Organizada y Radiante, Relación con Dios

Organizada: Tiempo para Dios

marzo 25, 2016
Pin It

Que tu tiempi y espacio le digan a Dios-

No hay nada mejor que una relación vibrante con nuestro Dios y Salvador. No es difícil; es tan fácil como tener una bonita relación con una mejor amiga, con la única diferencia que la relación con Dios te promete un amigo Perfecto, Fiel, Amoroso, Quien te perdona, te ama, y te cuida.

Y así como cualquier otra relación important en nuestras vidas, hay que cultivarla. Pero, ¿cómo? ¿Con qué tiempo? A veces estamos tan ocupadas y hasta preocupadas que pensar en cultivar una relación más es agobiante.

Lo bueno es que una apasionante relación con Dios puede ser cualquier cosa lejos de agobiante. Nos llena de paz. Nos da dirección en momentos confusos. Nos consuela en momentos de dolor. Nos ayuda a tomar las mejores decisiones. Nos da el ánimo necesario para seguir adelante. Yo no se tu, ¡pero yo NECESITO una relación así en mi vida!

Algo que ha hecho una gran diferencia en mi relación con Dios es el orden y la organización.

 pero hágase todo decentemente y con orden.” 1 Corintios 14:40

Cuando mi espacio está arreglado de tal forma que me promueve leer la Biblia, escribir mis notas, y orar, por ejemplo, disfruto mejor mis tiempos a solas con Dios. Cuando mi tiempo está ordenado y programado de manera que me permite darle mi mejor tiempo a mi Mejor Amigo, tengo un mejor día y puedo lidiar con los problemas y contratiempos de una mejor manera.

Aquí hay 4 ideas para organizar tu espacio y tiempo. Esto le dice a Dios:

“Eres importante en mi vida.”

Espacio. Determina en qué lugar de tu hogar te vas a apartar para pasar tiempo a solas con Dios. ¿Qué harás en este tiempo? Puedes orar, hablar con Dios, leer tu Biblia, tomar notas sobre lo que Dios te ha dicho.

Herramientas. En tu espacio, asegúrate de siempre tener todo lo que necesites. Por ejemplo, yo tengo mi Biblia y mi libreta de notas y algo con qué escribir. Siempre que me siento en mi silla preferida, tengo un vaso grande con agua. No tengo mi móvil conmigo para evitar distracción.

Tiempo. Determina con anticipación cuál es la mejor hora para pasar tiempo a solas con Dios. Respeta este tiempo como respetarías una cita médica, porque es aún más importante. Hay estaciones en la vida en donde acomodar un buen tiempo a solas con Dios no es tan fácil. Pero por eso, no te rindas por completo. En esos momentos, leer 5 minutos la Palabra de Dios y hacer una oración breve pero sincero es mucho, mucho mejor que no hacer nada. Y cuando estos momentos tienen su fin, regresa a un tiempo más prolongado con Dios. En mi experiencia, entre más tiempo paso con Dios, mas éxito disfruto en muchas áreas de mi vida.

Un plan de lectura. Esto es tan sencillo como decidir leer un libro de la Biblia. Por ejemplo, puedes leer un Proverbio al día. O leer 3 Salmos al día. O leer los 4 Evangelios. O el Antiguo Testamento, o el Nuevo Testamento. Tu decides. Lo importante es saber que vas a leer cada día. Y antes de terminar algún libro, decide cual será el siguiente.

Estas solo son ideas que te pueden facilitar tu tiempo a solas con Dios. Puedes hacerlo completamente diferente. Lo importante es dedicarle el tiempo a Dios así como lo harías con alguien a quien amas mucho. El te quiere escuchar y te quiere hablar. ¡Hónralo con tu tiempo!

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply