Ejecutiva del Hogar, Familia, Organización

Primero se trabaja bien, luego se juega mucho mejor.

noviembre 3, 2017
Pin It

Primero

Esta es la regla sencilla que le estamos enseñando a nuestros hijos. Queremos que aprendan sabiduría y balance desde temprano en la vida.

Para mi esposo y para mi es de absoluta necesidad que nuestros hijos aprendan desde temprano a ser productivos y aportar al bienestar de la comunidad del cual son parte. Durante esta breve temporada, esa comunidad es pequeña e íntima: es la familia. Pero un día no muy lejano, ellos serán parte una comunidad mucho mas amplia.

Trabajo.

En nuestra casa, TRABAJO no es mala palabra ni tampoco es una forma de castigo. En nuestro hogar, el trabajo es un privilegio. Es elogiado y recompensado. Es fascinante ver como los pequeños entienden estos conceptos.

¿Pero de qué provecho es una vida sin balance? Por eso con mi esposo tratamos de hacer énfasis en la importancia de la diversión y el juego. Y la mejor manera que hemos podido enseñarle esto a nuestros hijos es dándole nuestro ejemplo.

Nosotros tratamos de trabajar duro. De ser diligentes. De ser responsables. De caminar la extra milla. De trabajar con excelencia. Luego, intentamos añadir, cada semana, elementos de diversión como familia.

No queremos hacer uno sin el otro. Pero el orden correcto es de suma importancia. PRIMERO se trabaja bien, LUEGO se juega mucho mejor.

Todo lo que te venga a la mano hacer, hazlo según tus fuerzas.  Eclesiastés 9:10

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply