Carácter, Mujer Virtuosa, Relación con Dios

Quebrantada y Humillada

noviembre 9, 2011
Pin It

Me acuerdo el día en que toda mi vida se vino para abajo – todas mis esperanzas y mis sueños y mis mejores planes  repentinamente desaparecieron de mi vida. 

Yo había conocido a Dios desde muy niña. Yo lo amaba y lo quería honrar. Yo había tomado muchas decisiones importantes en base a mi temor a Dios. Yo quería agradarle. Yo esperaba honrarle con mi vida. Yo quería que mi vida contara para bien. Yo admiraba lo bueno, lo justo, lo recto y por ese camino deseaba caminar todos los días de mi vida. Yo quería llevar fruto continuo y disfrutar de una vida llena de bendición. 

Pero el día llegó. El día en que todo lo descrito arriba vino a ser nada en mi vida. Cero. Todo lo que cuidadosamente había construido en mi vida, de un solo se desbarató en mil pedazos. ¿Cómo podría reconstruirlo todo otra vez? ¡Imposible! Perdí mi sentido de existencia. Y aunque no cuestioné a Dios, le expresé mi confusión de todo lo sucedido y mi disgusto con la vida – la vida que El me había dado. Contemplé alejarme de todo lo que había aprendido de Dios. Llegué a un punto donde pasaron varios días en que no podía ni orar (por primera vez en mi vida). Estaba destrozada. Quebrantada y humillada.

Pero hasta ese entonces fue que pude experimentar realmente la gracia de Dios, Su perdón y poder.  Lo que sucedió me dio la oportunidad de respirar una fresca esperanza de la vida – y aun no he cesado de respirarla y vivirla. Nada es igual. Todo cambió. Fui liberada. ¡Ahora soy verdaderamente feliz! Tengo libertad para amar, para perdonar, para ser paciente, para extender gracia, para confiar en Dios, para ver a otros verdaderamente con ojos de amor. Soy libre para llevar fruto, del que abunda.

Desde ese día dejé una vez por todas de construir cuidadosamente mi vida. ¡Ahora mi gran Constructor es Cristo! Ya no pretendo que mi vida sea una obra de arte, ahora soy un instrumento en Su gran obra de arte. Ahora, sin tratar de impresionar a otros, me impresiona como Dios me puede usar – una mujer ordinaria en Su extraordinario plan. 

foto por tandokuno-gurl

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply maria julia acosta romero enero 28, 2012 at 11:54 pm

    por favor necesito ayuda en oracion.. aveces siento desfallecer en mi fe en mi DIOS… yo trato alejar toda duda y incredulidad de mi vida, corazon, y mente.. pero aveces es una lucha mentalmente.. DIOS mio le he pedido tanto a mi jesus q renueva mi mente y mis pensamientos…. quiero ser una mujer obediente, una mujer de fe santificada por el cada dia…. oren por mi les pido… quitando toda confusion mental, les amo en el nombre de cristo……

  • Leave a Reply