Carácter, Mujer Virtuosa

Una Agenda Feminista

mayo 23, 2012
Pin It

Uno de los objetivos principales del movimiento feminista es la igualdad de la mujer y el hombre en sus derechos, responsabilidades y roles. De hecho, muchas feministas rechazan el Cristianismo por la frase que el Apóstol Pedro usa en 1 Pedro 3:7, “…la mujer como a vaso más frágil.” Ellas concluyen que la Biblia es ilegítima porque se equivoca al decir que las mujeres son más frágiles o más débiles y de menor categoría que los hombres.

Claramente, ellas no interpretan correctamente las Escrituras. Dios nunca dice que somos inferiores a los hombres, de hecho, afirma que somos iguales (Gálatas 3:28). La diferencia entre lo que Dios dice y la errónea forma de pensar de estas feministas tiene que ver con los derechos, responsabilidades y roles de ambos sexos. Dios claramente ha trazado disimilitud entre el hombre y la mujer, tanto para el bien de la mujer como para la del hombre.

Lamentablemente, las feministas han creado un gran movimiento impulsado por su equivocada furia contra pasajes como el de 1 Pedro 3 y otros, en el proceso engañado y dañando a cientos de miles de mujeres, muchas de ellas Cristianas y conocedoras de las Escrituras. Estas feministas tienen una agenda de animosidad hacia Dios y Su diseño perfecto para la mujer. En su irrebatible confusión, soledad, dolor y amargura, se han juntado para destruir uno de los núcleos mas sólidos que Dios creó: la familia.

Robin Morgan, escritora y radical feminista en Estados Unidos escribió lo siguiente en su libro Sisterhood is Powerful (La Hermandad entre Mujeres es Poderosa), publicado en 1970:

“No podemos destruir las desigualdades entre el hombre y la mujer hasta que no hayamos destruido el matrimonio.” (pág. 537)

Claramente, hay una agenda agresiva y determinada en contra del matrimonio y la familia. La irónico es que esta agenda está siendo llevada a cabo por mujeres que aseguran que su objetivo es el de darle libertad e igualdad a la mujer. Pero al final, lo único que han logrado es la destrucción moral y civil tanto de mujeres como de hombres, y consecuentemente de naciones enteras.

Como hijas del Dios Creador y Todopoderoso, no podemos permitir el avance de ésta agenda destructiva y maligna en nuestro entorno.

  1. Primero, tenemos que despojarnos de cualquier mentira que hayamos creído. Arraiguémonos en lo que Dios dice sobre la mujer y Su diseño especial y perfecto para ella. La Biblia bellamente entrelaza este plan y diseño para el sexo femenino a través de sus páginas. Podemos comenzar estudiando ciertos fundamentos encontrados en Génesis 2:18, Proverbios 31:10:-31, Tito 2:2-4 y 1 Pedro 3:1-6.
  2. Luego, obedezcamos a Dios con gozo. Pero no dejemos de aprender el por qué de sus enseñanzas. Demos pasos de fe, pero no dejemos de crecer en conocimiento. Esta es la voluntad de Dios articulada en Proverbios 18:15, “El corazón del inteligente adquiere sabiduría, y el oído de los sabios busca la ciencia.”
  3. Finalmente, comprometámonos a pelear con denuedo la batalla contra el enemigo y sus mentiras. No permitamos que los matrimonios sean disueltos. Fortalezcamos la familia. Entrenemos a hijos en cordura y conocimiento de la Verdad. Preparemos a hijas con la agenda femenina de Dios y no con la maquillada pero perversa agenda feminista. Luchemos hasta el final para entender, vivir y triunfar el plan de Dios para nuestras vidas. Mostremos amor verdadero a mujeres feministas, ellas muy desesperadamente necesitan a Cristo. ¡Brillemos atractivamente nuestra luz y demos gloria a Dios!

foto por DonkeyHotey

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply