Carácter, Mujer Virtuosa

Una Mujer de Excelencia

junio 18, 2013
Pin It

4314593381_7713c3ccdc_z

¿Quién es una mujer de excelencia?

La que busca agradar a Dios con sus acciones, pensamientos y palabras. Busquemos ser mujeres de virtud en todos los caminos de nuestra vida. Invitemos a Dios a reinar en todo nuestro ser para que seamos mujeres de carácter y piedad.

La que siempre busca el bienestar de los demás. Oremos constantemente por otros. Estemos pendientes de las necesidades de las personas que nos rodean y miremos en qué les podemos servir.

La que se cuida y alimenta su vida y su alma para dar con consistencia lo mejor de ella en todo lo que emprende. Busquemos las sabiduría y el conocimiento. Equipemos nuestras vidas con habilidades especiales. Descansemos. Adquiramos inteligencia. Invirtamos en nuestras vidas para que Dios las usé al máximo.

La que trabaja con diligencia. Venzamos el temor enfrentándolo cara a cara. Trabajemos duro, trabajemos con inteligencia y trabajemos con gozo. Seamos buen ejemplo a las personas que nos rodean.

La que busca el bien en los demás. Seamos expertas en ver las virtudes en la vida de otros. Ayudemos a otros a alcanzar logros. Animemos a otros a caminar la extra milla y alcanzar el éxito.

La que ayuda a los más débiles. Por gratitud a lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, busquemos amar y aceptar a las personas que aún están pasando por el proceso de refinamiento por el Padre. Seamos instrumentos de gracia, bondad y paciencia.

La que perdona. Entendamos una vez por todas que cada una de las personas a nuestro alrededor van a cometer errores y nos van a fallar. Estemos listas y prontas para extender perdón y misericordia. Aprendamos a pasar por alto la ofensa sabiendo que aunque otros fallen, Dios aún está en control y hace que todo suceda para bien a los que le aman.

La que se acerca a Dios y confía en Él cuando hay dolor o cuando las cosas no están saliendo bien. Con sencillez de corazón busquemos la quietud cuando pasamos por pruebas. Callemos el ruido en nuestras almas y busquemos la cara de Dios. Dejemos que Él nos consuele cuando hay dolor y dejemos que su amor cubra cualquier falta que nos hayan hecho. El sana herida y restaura poderosamente.

La que se deja usar desprendidamente por Dios. Desarrollemos la habilidad de preocuparnos solo por lo que Dios piensa sobre nosotros y no por lo que los demás puedan pensar o decir. Usemos nuestros talentos desinteresadamente. Adquiramos mejores habilidades. Crezcamos. Seamos de bendición a este mundo al compartir nuestras excepcionales aportaciones a través de nuestros dones.

La que deja un legado. Vivamos de tal forma que causemos un impacto no solo en las generaciones venideras, sino en la eternidad. Tomemos decisiones que van a beneficiar y bendecir a nuestros descendientes. Pensemos más allá de lo que nuestros ojos ven. Caminemos en excelencia todos los días.

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente;
no temas ni desmayes,
porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas.
Josué 1:9

 fotografía por Sinfómano

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Mariellos de Morales junio 18, 2013 at 7:18 pm

    Gracias Karisa por compartir con todas las mujeres principios básicos que nos ayudan a tener la tan anhelada paz interior, el saber relacionarnos en armonía y a la vez ser mujeres obedientes a los principios de Dios.

  • Leave a Reply