Para Madres

Cuando la aljaba no ha sido llenada

mayo 10, 2014
Pin It
Herencia de Jehová son los hijos...¡Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos! Salmos 127:3,5


Herencia de Jehová son los hijos…¡Bienaventurado el hombre
que llenó su aljaba de ellos! Salmos 127:3,5

 

Dios puso en mi corazón escribir y compartir algunos aspectos que El me ha enseñado a través de esta travesía de no poder tener hijos.

A veces cuando miro una mujer embarazada, o bebés recién nacidos, me da tristeza. Mayo es un mes difícil ya que es el mes que celebran el día de la madre y por todos lados veo publicidad de mamás con bebés. Cuando pasa el tiempo y el bebé que tanto anhelo no llega, o cuando algunas personas imprudentes me hacen algún comentario al respecto, y el saber que el reloj biológico avanza, me pone nostálgica. Y si a eso le agrego el factor de las hormonas, que a veces ni yo misma me entiendo, hay muchas situaciones internas y externas que siempre me tocara enfrentar. Con todo esto y mucho más, solo la ayuda de Dios puede cambiar mi actitud y ánimo para seguir adelante, por eso debo ir urgentemente día tras día hacia El que es la fuente que aclara mis dudas y aquieta mi alma.

Hay tres grandes tesoros que Dios me ha mostrado, espero te sean de bendición en tu vida:

1. SER DE ÁNIMO PARA MI ESPOSO

Si mi esposo está de buen ánimo y tranquilo, y yo me pongo triste por no poder ser mamá, ha aprendido a no contarle de inicio, porque no le quiero transmitir mi tristeza. Mejor voy donde Dios primero, derramo mi corazón ante El, espero que me responda en su Palabra y dejo que él me anime, hable y consuele. Esa experiencia me sirve para luego ir donde mi esposo, compartirle con ánimo como me sentía y como Dios me habló, y le sigo animando a estar tranquilo, a confiar y esperar en Dios.

2. DIOS ENTIENDE MI DOLOR

Mi esposo generalmente se duerme primero que yo. Una noche, una situación me llevó a estar muy triste por no poder ser mama, y empecé a llorar, y a llorar. Es bien difícil no poder tener hijos, siempre me los he imaginado de pelo rizado, de personalidad serena y nobles, como mi esposo. La mente a veces es cruel. En mi llanto le decía a Dios “no entiendo, yo te creo, yo sé que estoy dentro de tu voluntad, pero ¿por qué a veces me siento tan triste por no ser mamá?” Casi no pude dormir, y al día siguiente me levanté temprano y le dije a DIOS: NO QUIERO HABLAR, SOLO QUIERO ESCUCHARTE ESTOY MUY, MUY TRISTE. Abrí la Biblia y me encontré con Proverbios 30:15-16, esto es o que Dios me dijo:

“La sanguijuela tiene dos hijas que dicen ¡Dame! ¡dame! Tres cosas hay que nunca se sacian;… la matriz estéril, …”

Fui a buscar las características de la sanguijuela, ¡mira lo que encontré!: La sanguijuela tiene un comportamiento inusual en un invértebro, ellas cuidan, proporcionan alimento, transporte, y protección a sus crías. Ya nacen con ese instinto. ¡wow! Dios me calmó, me hizo entender que es normal que me sintiera así, el deseo de ser madre siempre estará allí, por naturaleza, las mujeres tenemos ese instinto, desde pequeñas jugamos con muñecas, algunas somos como mamá gallina cuidando a los amigos y hermanos. Dios trajo paz a mi corazón ese día, entendí que Dios entiende cuando me pongo triste, cuando lloro por desear poder tener un hijo, cuando mi mente se echa a volar imaginando como serían. Él creó a la mujer con el instinto de ser madre. Luego lloré largamente pero de agradecimiento de saber que Dios entiende mi dolor, que Él sabe que ese anhelo esta allí latente, que me escucha. ¡Dios es real!

3. DIOS ME DICE QUE ME ALEGRE POR NO TENER HIJOS

Otra de las tantas veces que me he levantado llorando, le decía a Dios que me quitara esa tristeza, que tenía mucho por qué agradecerle, pero aun me sentía triste. Y El inmediatamente me llevó a Gálatas 4:27:

«¡Alégrate, oh mujer sin hijos, tú que nunca diste a luz!
¡Ponte a gritar de alegría, tú que nunca tuviste dolores de parto!
¡Pues la mujer desolada ahora tiene más hijos que la que vive con su esposo!»

Dios me habló a través de su Palabra y me dijo: “María, no estés triste, ALEGRATE, REGOCIJATE EN MI, GRITA DE ALEGRIA…YO TE TENGO SIN HIJOS porque es mi voluntad, yo quiero que me agrades así como estás, que estés alegre, que te goces en mi, que te alegres sin hijos, yo quiero hacer realidad este verso en ti.”

DIOS cambió mi lamento en baile. ¡Gloria a mi Dios!

4. VIVE POR FE

No sé donde estaría hoy si no fuera por la Palabra de Dios, ella es la que me reanima, redarguye, levanta, restaura, la que cambia mi tristeza en gozo, la que me da esperanza. La palabra es viva y eficaz, debo vivir creyendo lo que dice porque es DIOS HABLANDO.

“A la mujer sin hijos le da una familia
Y la transforma en una madre feliz.
¡Alabado sea el SEÑOR!” Salmos 113:9

Sigo y seguiré esperando el milagro de poder ser madre, pero mientras lo espero, aprendo a vivir un día a la vez, aprendo a esperar con gozo y gratitud a mi Dios, anhelo ser una Mujer Agradecida, tengo mucho porque estar agradecida con Dios.

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve…Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” Hebreos 11:1,6.

No lleves tu carga sola, ve al Señor entrégasela a Él, El es el único que puede cambiar nuestro dolor en alegría, nuestro lamento en baile, nuestra angustia en esperanza, nuestra tristeza en gozo. 

Con Amor,
María De La Luz Bonilla

Mayuz

 

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply