Pin It

Escrito por Kimberly Ehlers.

A veces estoy muy a la defensiva. Es algo que batallo a menudo. Una carta en una revista hubiera alentado gratitud en la mayoría, pero en mi, produjo una mala actitud.

Esta revista en particular había pedido a los lectores que compartieran algo por lo que estaban agradecidos. En respuesta, una madre escribió de cuando conoció a otra madre cuyo hijo estaba muy enfermo (una condición permanente). Esta madre se dio cuenta de lo mucho que debía estar agradecida porque su propio hijo era sano.

Mi primer reacción fue ponerme tensa y pensar: «¿Acaso piensa que ella es más bendecida porque su hijo está sano? ¿Acaso piensa que ella recibió una bendición, y yo no?» Probablemente no es lo que piensa, pero estaba claro que ella no tiene idea de la bendición que nuestro Padre amoroso derrama sobre nosotros – las familias de un niño enfermo. 

Mi segunda reacción fue escribir mi propia carta a esta revista. Esto es lo que hubiera dicho:

“Soy la mamá que has mencionado. La madre de un niño con problemas de salud – de mi hijo que tiene múltiples defectos cardiacos. Me gustaría decirte algo que te puede sorprender. Si Dios me diera la oportunidad de retroceder el tiempo y dejar que Seth naciera con un corazón sano, yo tendría que decir: «No, gracias.» Sí, aun sabiendo el dolor que ha sufrido de las cirugías, sus luchas con bajos niveles de oxígeno y todas las lágrimas de preocupación que he llorado, no cambiaría nada. Dios ha usado el corazón enfermo de Seth para bendecirnos más allá de nuestra imaginación y ver crecer a un niño que anima a los demás como nadie más puede hacerlo.”

foto por Christine ™ (Formerly with the red wall.)
 

Kimberly ha estado felizmente casada con su mejor amigo, Randy, por más de 15 años. Juntos, educan en su hogar a su hijo de 12 años, Seth. Ella recibió su licenciatura en Impedimentos Mentales: moderado, grave y profundo de la Universidad de Northern Iowa, y enseñó Educación Especial antes de convertirse en una ama de casa – ¡su “trabajo” favorito! Kimberly es también escritora y conferencista cristiana, cuyo corazón es animar a la madre, como ella, con niños que tienen enfermedades graves

Visita su blog: www.KimberlyEhlers.com

 

Related Posts with Thumbnails

Puede que también te guste

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.