Para Madres

Desesperada: La Madre Ideal

enero 30, 2013
Pin It

406949500_ef7990adb4-1

 

Estas son mis reflexiones sobre el capítulo 1 del libro Desperate: Hope for the Mom Who Needs to Breath (Desesperada: Esperanza para la Madre que Necesita Respirar) por Sarah Mae y Sally Clarkson. Puedes obtener tu copia aquí.

Para mi, la madre ideal era una madre perfecta. Siempre haciendo lo correcto, nunca equivocándose. Siempre con la actitud correcta, siempre sabiendo que decir y como decirlo. Esta madre tenía hijos perfectos que siempre lucían presentables y eran perfectamente obedientes, dulces y serviciales. Realmente no se de donde saqué tal noción. Y entre más leía libros de crianza y escuchaba mensajes y leía blogs de otras madres y veía fotos de otras familias…mis ideales eran cada vez más inalcanzables. ¡Muy desanimante!

«y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.» Juan 8:32

Me tomó tragarme mucho orgullo y aceptar que Dios no espera ni el más mínimo esfuerzo de hacerlo todo y mucho menos hacerlo a la perfección. Yo no soy Dios, y tampoco estoy en cielo donde todo será perfecto. La verdad es que ninguna madre es perfecta y nadie tiene hijos perfectos. ¡Qué alivio! Realmente soy libre de tal condenación. Y en esa misma libertad puedo encontrar gracia y misericordia para ser la mamá que Dios quiere que sea cada día. 

¿Entonces los ideales son del todo una mala idea? ¿Puedo reducir mi estándar de crianza a uno mucho más bajo? ¡De ninguna manera! Las Escrituras están llenas de principios y parámetros que Dios quiere que obedezca en cuanto a mi vida y la crianza de mis hijos. Dios los puso ahí para que los conozcamos y los vivamos. ¿Y qué de los libros, mensajes y blogs? ¿Todos están equivocados al querer darme ideas, ejemplos y reflexiones en cuanto a mi vida familiar? ¡Claro que no! Pero es mi decisión si tales recursos me van a edificar e inspirar o me van hacer sentir como un fracaso por no llegar a la medida de algunos de ellos.

A mi me ayuda mucho recordar que la jornada de cada familia es diferente. Algunos son probados a través de ciertas circunstancias, mientras otros obtienen victorias en otras. Es una madre sabia la que observa a otras familias, pide consejo y aprende de otras madres, sin tener la necesidad ni de compararse o copiar a alguien más.

«Examínenlo todo; retengan lo bueno.» 1 Tesalonicenses 5:21

Mis ideales han cambiado. Ya no busco ser la madre que siempre hace todo bien, ahora busco el perdón y misericordia de Dios cada vez que fallo. Ahora me humillo ante mi Padre para El continúe forjando Su carácter en mi. Ahora corro hacia mi Padre Celestial para que me de el coraje de pedir perdón cada vez que he herido a alguien con mis palabras. Mi carga es más liviana cuando acepto mi imperfección ante Dios y abrazo su gracia y guía. 

 “Mi hogar se convirtió en mi reino en el cual yo deseaba gobernar bien mientras elaboraba vidas, mis propios hijos, para la gloria de Dios. 

Este reino de hogar es mi lugar de refugio, comodidad e inspiración. Is un mundo lleno de riquezas en donde grandes almas pueden ser formadas, y del cual pueden surgir hombres y mujeres de convicción y dedicación…Una de las pérdidas más grandes de ésta siglo es la imaginación que se ha perdido de lo que el hogar puede llegar a ser cuando es moldeada por la mano creativa del Espíritu de Dios.” ~Sally Clarkson,  Desperate: Hope for the Mothers Who Need to Breath

fotografía por  párás

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply JESSICA JIMENEZ enero 31, 2013 at 1:43 pm

    GRACIAS, LO NECESITABA.

  • Leave a Reply