Entrenando Hijas, Para Madres

Entrenando Hijas: Feminidad Bíblica, Aventura y Valentía

octubre 24, 2011
Pin It

Feminidad Bíblica

 

“Las feministas afirmaron que iban a pasar a la historia como heroínas, pero al final, las feministas lo único que van a dejar en la historia son familias rotas, hogares destruidos y su contribución a una lenta y horrorosa desintegración cultural.” ~Elizabeth Botkin

La verdadera feminidad consiste en ayudar al hombre a cumplir con su llamado.

“Después dijo Jehová Dios: «No es bueno que el hombre esté solo: le haré ayuda idónea para él»” Génesis 2:18

Desde temprano entrenemos a nuestras hijas a servir a los hombres, empezando con los de su hogar. Servir a un padre y hermanos es un valioso y superior privilegio y honor, no un castigo y mucho menos una desgracia. Las mujeres que comprenden y aceptan el diseño de Dios para sus vidas, son felices, completas y sus vidas llevan mucho fruto.

Que nuestras hijas comprendan que el feminismo es siempre independiente y egoísta, y su deseo es el de debilitar y/o dominar al hombre. Que ellas sepan identificar este tipo de mensajes que van a escuchar por todos lados, y que estén determinadas a rechazarlo rotundamente. Y en contraste, que defiendan su posición al ser confiables, abnegadas y que sus actitudes y acciones sean para ayudarle a los hombres a ser todo lo que Dios quiere que ellos sean. La mujer que vive así es verdaderamente poderosa y no de tropiezo al plan de Dios.

Aventura y Valentía

Dentro de todas las mujeres hay un deseo particular de ser aventurera. Y esto es bueno porque, gracias a la aventura de muchos, hemos no solo conquistado este mundo, sino que realizado descubrimientos vitales y producido todo tipo de invenciones valiosas. Promovamos la aventura en la vida de nuestras hijas, pero nunca a expensas de su rol como mujer y hacia los hombres. En otras palabras, que todas nuestras aventuras vayan conforma a nuestra ayuda al hombre a conquistar este mundo, someterlo y tomar dominio sobre todo lo que Dios creó.

Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. 
Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras: 
 «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; 
dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo.» Génesis 1: 27:28

Entrenemos hijas fuertes y valientes. Que conozcan, amen y defiendan con denuedo los principios bíblicos. Que se vistan de coraje y fortaleza y resistan ceder a  una vida ‘fácil’ de comodidad. Que puedan levantarse después de caer. Que sean persistentes. Que sean luchadoras. Que tengan el valor de seguir el ejemplo de los sabios a su alrededor y rechazar todo lo que se opone a Dios. Que no se den por vencidas. Que siempre le dan prioridad a sus familias. Que defiendan y ayuden a los débiles. Que proclamen el Evangelio de la salvación con audacia. Que amen y discipulen a otras. Que modelen una vida de virtud.

Tengamos siempre presente que hay un mundo que necesita saber de un Dios Salvador y de la esperanza que hay en El. Que nuestras vidas y las vidas de nuestras hijas sean tales que podemos atraer a los de nuestro alrededor a Cristo. Es de valientes y no cobardes abrazar el hermoso plan y diseño de Dios para la mujer.

Es un honor ser mujer y un gran privilegio tener hijas.

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Roshelen Palumbo febrero 24, 2012 at 3:56 pm

    Gracias Karisa por tan maravilloso Blog, gracias a Dios por poner en tu corazón el deseo de compartir lo que te está enseñando, ha sido de gran utilidad y muy refrescante en mi vida.
    Saludos, esperamos tenerte pronto por Venezuela.

  • Reply Marce febrero 13, 2013 at 10:51 am

    Hola Karisa, que Dios te siga bendiciendo en esta hermosa labor de transmitir a otras mujeres los conociemientos que Dios te a dado. Gracias y quiero decirte que el estar leyendo tu blog me ha sido (como comenta Roshelen) muy refrescante. Soy una mujer recien casada y aunque todavia no tengo hijos, al leer estos articulos me animan a esforzarme y prepararme para Dios para el tiempo en que Él me permita tener hijos. Saludos desde México.

  • Leave a Reply