Madre Soltera, Niños, Para Madres

Los amigos de tus hijos

abril 26, 2012
Pin It

“El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado.” Proverbios 13:20

Nuestros hijos son beneficiados cuando pasan tiempo con niños mayores que ellos – esto es, niños quienes queremos que se junten con nuestros hijos. Usualmente, los niños grandes los tratan con respeto y cuidado y al mismo tiempo sirven de buen ejemplo. Nuestros hijos aprenden de los que son más sabios que ellos. 

Cuando nuestros hijos juegan con niños de su misma edad, es como cuando dos necios se juntan. Ni uno le ayudo al otro. En el momento que empieza una disensión o una pelea, cada uno saca lo peor de si. Nuestros hijos se convierten en necios cuando pasan tiempo con otros niños igual de inmaduros que ellos. 

Para ejemplificar, cuando voy a la casa de una amiga que tiene hijos mayores que los míos, las hijas adolescentes agarran a mi bebé, juegan con él y lo cuidan. Los otros niños, quienes son un par de años mayores que mis hijos, juegan con mis dos hijos de edades 6 y 4. Si alguno de mis hijos se empieza a portar mal, los otros con autoridad lo corrigen. Si hay algún desacuerdo, los mayores toman control de la situación y rápido continúan su juego. No es así cuando mis hijos juegan con niños de sus mismas edades. Casi siempre hay peleas, desacuerdos, y alguien usualmente sale físicamente o emocionalmente lastimado.

También he notado que cuando mis hijos juegan con niños menores que ellos, mis hijos los tratan con respeto y cuidado. Así que, nuestros hijos aprenden de niños mayores pero al mismo tiempo pueden ser buen ejemplo para niños menores que ellos.

En las ocasiones que mis hijos sí juegan con niños de su misma edad, yo trato de estar involucrada en su juego lo más posible. Sin embargo, no es mi prioridad que mis hijos pasen mucho tiempo con niños de su misma edad.

A medida que van creciendo, van adquiriendo sabiduría. Y al mostrar madurez en las relaciones interpersonales, pueden obtener el privilegio de pasar más tiempo con sus amistades de su misma edad. Cada niños mostrará madurez a diferentes edad, pero es nuestra responsabilidad que se lleven con amigos sabios y no necios. 

Es lamentable como la sociedad promueve todo lo contrario. Desde las escuelas hasta en los lugares de juego, los niños son segregados por edad. ¡Eso no es bíblico! Solo pensemos en lo siguiente: si hubiera sido idea de Dios estar juntando muchos niños de las mismas edades, la mayoría de las madres dieran a luz de 4 en 4 o de 6 en 6. Pero el hecho de que los hijos vienen usualmente de uno en uno, vemos claramente como Dios forma cada familia con personas – o niños – de distintas edades. Esto es bueno, ¡este es el plan de Dios! Sigamos este patrón con las amistades de nuestros hijos y no nos dejemos llevar por el engaño y presión de que nuestros hijos necesitan pasar mucho tiempo con niños de sus mismas edades. Promovamos sabiduría en la vida de nuestros hijos.

foto por Hammonton Photography

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply