Niños, Para Madres

Los Temores de Nuestros Hijos

mayo 24, 2013
Pin It

1662369076_0bbc1e3e83_zpor Bessy Barahona

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Salmos 4:8

A menudo les repetimos a nuestros hijos este verso antes de acostarlos, para ayudarles a dormir tranquilos y para que se sientan seguros. La mayoría de los niños sufren de temores; algunos son verdaderos, como el temor a la oscuridad; y otros son ficticios, como el temor a que va a salir un monstruo debajo de la cama.

Hasta nosotras en nuestra niñez tuvimos temores. Por ejemplo, yo le tenía pánico a las tormentas con truenos y relámpagos. Cuando comenzaba a llover, solía meterme debajo del escritorio de la profesora, y no salía hasta que mi madre o mi abuela iban a recogerme a la escuela (todavía le temo a los truenos, pero no se lo digan a mis hijos).

Uno de mis hijos sufrió de temores espantosos. Se despertaba a media noche y comenzaba a llorar y gritar sin razón alguna, llegó un punto que contagió a sus hermanos y todos terminaban durmiendo en nuestro dormitorio.

Con mi esposo comenzamos a orar para que fueran liberados de sus temores, les enseñamos de memoria el Salmo 23 y les transmitimos que debían sentirse seguros porque Dios los guardaba de cualquier mal mientras dormían.

El primer paso para que nuestros hijos sean liberados del temor es el amor de Dios, I Juan 4:18, dice: “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor”… La perfección del amor de Dios es lo que les ayudará a vencer sus temores.

Por lo tanto, debemos enseñarles a amar y obedecer a Dios por sobre todas las cosas. Diles que Dios es grande y Todopoderoso para ayudarlos a vencer todos sus temores, eso les transmitirá confianza.

A medida vayan creciendo se enfrentarán a otros temores, tales como “la aceptación de los demás” o “el rechazo”. Pero si han aprendido en su niñez cuanto Dios los ama, podrán enfrentarse con valentía ante cualquier situación por muy adversa que sea.

Ayudemos a nuestros hijos a vencer sus temores, enseñándoles que Dios nos ama tanto que dio a su Hijo Unigénito para darnos vida eterna; y que todos los que hemos creído en El, podemos vivir confiados en que nos guarda y nos guía hacia lugares de reposo.

Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores. Los que miraron a él fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados. Salmos 34:4-5

2012-02-14 21.58.14Bessy Barahona ha estado casada con Pablo desde hace casi doce años y tiene 4 hermosos hijos; Niksi, Natalie, Jeremy y Pablito.  Asiste a la Iglesia Gran Comisión de Tegucigalpa, Honduras.  Es ama de casa. Dios le ha enseñado a través de la vida en su hogar a aprovechar todas las virtudes y talentos que El le ha dado. 

Bessy ha abrigado en su corazón el Salmo 138:8,“Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.”

Dios tiene un propósito para cada una de nosotras, permitamos que El utilice nuestras vidas para llevarle honra y gloria

fotografía por  BenedictFrancis

 

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply