Madre Soltera

Paciencia Alimentada por la Misericordia – Parte 2 – por Yanira Perez

julio 21, 2010
Pin It

Puedes leer aquí la primer parte: Paciencia Alimentada por la Esperanza

La otra palabra que se traduce como paciencia es:

Makrothumia del G3115

Longanimidad, Contención, abstenerse, ser sufrido.

 

Makrotumia es en pocas palabras, el poder de tomar venganza, pero renunciar a hacerlo. En la biblia es traducida como paciencia o longanimidad.

Mientras que hupomone es la paciencia respecto a circunstancias;  makrothumia es la paciencia respecto a las personas; es importante notar que «hupomone” es paciencia la cual podemos pedir a Dios en oración, mientras que makrothumia es el resultado del fruto de Espíritu en nuestras vidas.

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, makrothumia………

Gálatas 5:22

  

Makrothumia no es el resultado del esfuerzo personal, sino de la llenura del Espíritu Santo , es imposible poseer makrothumia como resultado de esfuerzo a sacrificiales, pues este tipo de paciencia solo puede ser expresada por Dios, una clara muestras de esto lo encontramos en;

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que El es paciente «Makrothumia” para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento

2 Pedro 3:9

  

Y tened entendido que la paciencia “makrothumia” de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano pablo, según la sabiduría que le ha sido dada os ha escrito.

2 Pedro 3:15
 

Queridas, makrothumia es la paciencia atributo de Dios expresada por El a través de sus hijos; como lo escribió  nuestras hermana Beth Moore en su libro  “Al Fin Libre”  La paciencia es la liberación del fruto del Espíritu; es el resultado sobrenatural de ser lleno del Espíritu Santo.

A diferencia de la paciencia hupomone  la cual es alimentada por la esperanza en medio de tribulaciones, paciencia makrothumia es alimentada por la misericordia. Cuando se nos requiere paciencia para con las circunstancias, la esperanza viva de Cristo nos alienta para soportar, es importante notar que hupomone nunca describe a la persona de Dios,en otras palabras el nos capacita para hupomone pero el no la requiere; cuando se nos requiere paciencia para con  las personas, el Espíritu Santo derrama su misericordia, la cual lleva en si el acto de perdonar.

No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades,
    Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.

Salmo 103:10 

 

Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mi el primero toda su clemencia, para ejemplo de todos los que habrían de creer en el para vida eterna.

1 Timoteo 1:16

 

La misericordia demanda otorgar perdón, no podemos decir que poseemos misericordia si no perdonamos como Dios perdona, el Salmo 103:12 dice: “Cuanto está lejos el oriente del occidente,
hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.  Dios no lleva un registro de nuestros pecados, el no los trae a memoria cada ves que fallamos, incluso el Salmo denota que lo que el ha perdonado ni aun nosotros, debemos recordarlo, 1 corintios 13:5 “el amor no guarda rencor”.
 

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios os perdono a vosotros en Cristo.

Efesios 4:32

 

 Muchas veces he recibido respuestas como “ solo Dios puede amar de esa manera!  Solo Dios puede perdonar así», y si somos sinceras esta seria una perfecta excusa para no lidiar con aquello que nos demanda sumisión, ¿cierto?   Y es verdad hermanas;  solo Dios puede amar y perdonar de esa manera, por eso seria imposible expresar makrothumia en nuestras propias fuerzas, pero el espíritu Santo quien es Dios  vive en nosotras, cuando permitimos que el nos llene,  entonces podemos perdonar como el perdona, dar misericordia como el la da y llenarnos de paciencia “makrotumia” como consecuencia de la llenura del Espíritu

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros,

 como Dios os perdono a vosotros en Cristo.

Efesios 4:32

 Durante el primer año de separación de mi esposo, estaba convencida que lo había perdonado, no le deseaba ningún mal, oraba por el, en todo lo que me fuera posible le ayudaba. Pero cada vez que tenía la oportunidad le recordaba el gran daño que nos había hecho, la mala persona que era, y lo mucho que sufriría a causa de su pecado! Cierto día, mantuvimos una discusión en alta voz, al día siguiente encontré una nota de mi hija Patricia sobre el mesón de la cocina que decía algo así:

Mami te amo y se lo muy difícil y doloroso que esto ha sido para ti, pero creo que no has perdonado a papi , hay una gran raíz de amargura en tu corazón, me preocupa que en medio de todo tu dolor estés faltando a Cristo.

“Seguid la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie vera el Señor.

Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura os estorbe, y por ella muchos sean contaminados”.

Te amo, Koko

  

Cuando leí esa nota Dios abrió mis ojos, me mostró que no era en mis fuerzas que podría hacerlo, había estado esclava por la falta de perdón y había una raíz de amargura que no solo me había afectado a mi si no a los que me rodeaban; le dije al Señor que me ensenara como perdonar, que lo hiciera el por mi  por que yo no podía. Dios comenzó a trabajar llevándome cada día a la cruz de Cristo, pronto su paz fue el descanso, cada ves que requiero paciencia hacia las personas mi amado Salvador me lleva a la cruz……

Podíamos concluir con que la cualidad del fruto del Espíritu de Dios quien  vive en nosotras,  la paciencia se alimenta de la misericordia la cual requiere perdón completo que solo se puede dar con la llenura del Espíritu Santo. Es importante saber que la llenura del Espíritu no depende del espíritu sino de nosotros Efesios 5:28 dice: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu” si estorbamos al espíritu no le permitimos hacer su obra en nosotras; recuerda yo había estorbado al espíritu durante un año. Si el fruto del Espíritu Santo no es claramente visible, si no puedes perdonar, si no tienes paz, si guardas rencor, si lo haces en tus propias fuerzas solo obtendrás dolor, amargura y frustración.

  

 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, “makrothumia”  benignidad, bondad, fe,  

mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.  

Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.

   

*Dictionary Griego Strong

*Dictionary International Standard Bible Encyclopedia (ISBE)

*Al fin libre por Beth Moore

*Webster Dictionary

Foto por  bthomso

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply