Salud y Belleza

Por qué quiero estar en forma

junio 20, 2011
Pin It

Hace un tiempo atrás, asistí a boot camp. Por el transcurso de una hora, la instructora nos iba a guiar a través de diversos ejercicios.

“¡Esto será fácil para mi!” pensé.

Y aunque ya había pasado mas de 4 meses de haber tenido a mi tercer hijo, sentí que podía completar el boot camp. En fin, durante todo mi embarazo había hecho ejercicios (primer embarazo que mantuve esta disciplina hasta el final). Y después de mi recuperación, ya había comenzado mi rutina semanal de ejercicio. Así que una hora intensa de ejercicio no me iba a caer nada mal.

Pero estaba muy equivocada.

Para mi sorpresa, a los 15 minutos de haber comenzado, me empece a marear. Sentí gran debilidad en todo el cuerpo. Pero no quería parar porque iba ser muy vergonzoso no poder terminar, “solo es una pequeña y corta horita,” repetía en mi mente. De todos modos, no soy alguien que va a dejar algo a medias. Tenia que terminar, y terminarlo bien.

Pero 5 minutos después, tuve que correr a buscar en donde sentarme antes de caer al suelo desmayada. Y así fue, en lo que me senté, desvanecí.

En lo que recuperé mi conocimiento  y conciencia, comencé a darme excusas.

“No estaba lista. Acabo de tener un bebe.”
“No estoy acostumbrada a algo TAN intenso.”
“Comí un desayuno muy pesado.”

Excusas. Excusas. La instructora me pidió que caminara un poco y que no regresar a hacer ejercicios. Luego de caminar, me senté para observar como las otras mujeres terminaban la rutina.

Quería seguir pensando en mas excusas, cuando decidí que era mejor aceptar mi realidad: estaba muy fuera de forma.

Ahora, cualquiera que me “mirara” quizá no opinara lo mismo, especialmente después de tener un bebe. Pero el asunto no es “verse” bien. Esto es lo que Hollywood insiste con tantas mentiras, y lo tenemos que rechazar.

No tenia que ver con el tamaño ni talla de mi cuerpo, sino con mi SALUD. Mi salud estaba fuera de forma. No tenia suficiente energía. No tenia suficiente fuerza. ¡Y tenia que hacer algo al respecto!

Ese día determiné hacer cambios en mi vida. Quería ser fuerte. Quería tener energías. Quería tener un cuerpo saludable.

¿Por qué?

Amo a mi esposo y una de las formas practicas de darle lo mejor de mi, es de ser una esposa fuerte y saludable. No quiero ser frágil innecesariamente.

También soy madre de pequeños. Necesito bastante energía para poderlos atender bien y quiero ser ejemplo de fuerza y salud para ellos.

Quiero ser una mujer fuerte y saludable para poder enfrentar los retos de la vida. No quiero que mi salud sea de tropiezo innecesariamente

Cambios

Así que tuve que hacer cambios estrictos. Gracias a una buena y solida enseñanza de nutrición que mi mama me dio desde la niñez, tengo buenos hábitos alimenticios. Pero en el área del ejercicio y actividad física, siempre he sido débil. Así que comencé una nueva rutina. Mi primer objetivo era de desarrollar disciplina y consistencia. Ahora estoy en la etapa de desarrollar mis músculos. Me siento mucho mejor y estoy asombrada de los resultados. Mi talla es la misma, pero mi salud esta mucho mejor.

Me entristece ver a tanta mujer esforzándose para tener un cuerpo “perfecto” por todas las razones equivocadas. Existe la tentación de hacer esto solo para verme bien, tal y como el mundo quiere. Pero parte de mi nueva disciplina ha sido rechazar tal pensamiento rotundamente. Por eso ha sido muy importante mantener mi objetivo claro: cuidar el cuerpo que Dios me dio. Quiero estar en forma para ser un mejor instrumento en Sus manos.

foto por lululemon athletica

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Bessy B. Molina junio 20, 2011 at 12:31 pm

    Felicidades por tal decision! no siempre estar delgada es sinonimo de «energia» o salud, como mujer en edad del «desgaste»( mas cerca de los 50’s) trato de mantenerme activa y no precisamente con los quehaceres de la casa, ejercitar nuestro cuerpo nos mantiene alejadas de los doctores y atentas a nuestros cambios.

    • Reply junio 22, 2011 at 12:10 pm

      Asi es! En toda estación de la vida, cada mujer debe cuidarse de acuerdo sea necesario para una buena salud. =)

  • Reply Mariellos de Morales julio 26, 2011 at 6:33 pm

    Algo que me ayudò mucho a comenzar a controlar mi peso fue orarle al Señor por NO tener un espìritu de cobardìa, sino de poder, amor y dominio propio… Hacer el hàbito de ejercitarme por 1/2 hora de lunes a viernes (en una màquina elìptica, por mis horarios de trabajo), la guìa de una especialista, una NUTRICIONISTA que me enseñara a comer correctamente y a cuidar las porciones y cantidades en bebidas (tazas de 250 ml y no porrones gigantescos…); y lo principal, me enseñò que no debo pasar hambre…he bajado 13 libras hasta ahora y la meta es bajar 14 màs, sin pasar hambre, tomando buenas multivitaminas, vitamina «C» y un litro de tè verde diariamente…Y por supuesto sin soltarme de mi Señor.

  • Leave a Reply